viernes, 7 de diciembre de 2012

Adiós y hasta nunca...

- ¿Que que me pasa? Que estoy harta de sentirme sola, de todos los amigos que tengo siento como si no tuviera ninguno, de tener una familia y sentir ser huérfana.. Siento que no le importo al mundo, que hasta que no me muera nadie pensara en mi. Que siento que no tengo para que ni para quien estar aquí, que lo mejor sera huir y olvidarme de todo y empezar una nueva vida, nuevo sitio, nueva casa, nuevos amigos. ¿Que algún día me arrepentiré de decir esto? No creo por que, todo lo que pienso, siento y digo es por que ellos mismos me hacen pensar, sentir y decir esto. Así que lo mejor sera huir y empezar todo desde cero y olvidarme de haber tenido alguna vez una familia y amigos. Hasta aquí he llegado y aquí termino...
+ No digas, ni sientas ni pienses eso por que sabes que no es así, eres tu que te lo imaginas, en la vida real todo el mundo te quiere, y sobre todo tu familia, ¿que has pasado por muchas cosas que no deberías? Vale en eso tienes razón pero no es ningún motivo por el cual tienes que estar echando la culpa a tus amigos y a tu familia, por que ellos no tienen la culpa de nada, te intentan ayudar y sobre todo intentan entender lo que te pasa, pero no es fácil, así que no seas tonta y no hagas algo por lo que luego te arrepentirás toda tu vida.
- No empieces otra vez con lo mismo, me he cansado de ver que le importo una mierda a todos, ¿que me ayudan? ¿que intentan entender lo que me pasa ? ¿no me seas tonta vale? por que nadie nadie a intentado ayudarme ni entender nada, que pasa que con un simple '' No estés mal todo se te pasara con el tiempo y lo olvidaras todo'' ¿tengo que pensar que me hacen caso? Lo siento pero no. Así que como ya lo dije antes hasta aquí he llegado lo siento de verdad... Adiós y hasta nunca...
Las 2:29 de la madrugada , y me pongo a pensar , y no hago otra cosa mas que pensar... todo el mundo que esta soltero dice : " Se esta mejor solo, puedes hacer lo que quieras , y cuando quieras sin nadie que te diga cuando y como" . Y los que tienen parejas dicen : " Es mejor tener pareja , cuando estas mal , El esta hay , cuando te sientes sola , abandonada , feliz , disgustada , Siempre estará el " . ¿Me podéis explicar , como puede , ser que cada uno diga una cosa ? ¿no? Pues yo os lo explicare , empezando por los "LLAMADOS SOLTEROS" , ellos dicen que están ,muy bien solos , que pueden hacer lo que quieran , y cuando quieran ,o como quieran, pero saben perfectamente que siempre necesitaran a una persona a su lado , para esas tardes de invierno , que te quedas en tu casa , y siempre falta esa persona , salir con tus amigas y que siempre estén hablando de una persona que tienen a su lado , y claro esta tu no puedes decir nada , por que no tienes a nadie , o me equivoco si que tienes,esa larga y odiosa lista de tíos ,con los que te liaste cada sábado,en cada borrachera que te pillas solo por que estas "SOLTERA".¿ me dices donde esta lo bueno de ser soltera ? ¿sin nadie que te diga te quiero ?¿que te acurruque entres sus brazos cada vez que tengas frío?.Vale, una vez hablado de los "SOLTEROS" Vamos a pasar a los que se hacen llamar "ENAMORADOS"(que con los tiempos que son se llama estar enamorado a cualquier cosa ) ellos por fuera tan felices , de que han encontrado a su media naranja , cuando uno mismo es la naranja entera , la sociedad nos han metido en la cabeza que tenemos que tener otra mitad perdida por hay por el mundo, pues yo no pienso lo mismo , yo pienso que nosotros somos una naranja entera ,que no hay que tirarse la vida buscando tu mitad ; otra de esas cosas cuando estas "enamorado" es , que ala mínima que te ve con un amigo, ya vienen los celos, y los celos que provocan discusiones , y las discusiones ,provocan lágrimas , y así una y otra vez , ,(vale, de vez en cuando están bien lo celos ... pero no siempre ) , otra de esas cosas , es que no puedes salir muy arreglada , por que si no ya , piensas en ligar con alguien , no puedes ponerte a bailar reggeton , por que si no estas buscando guerra , no puedes beber , por que si no , no sabes lo que haces, (y piensas que mejor haberte quedado soltera);HOLA NO BUSCO A ALGUIEN QUE ME CONTROLE , PARA ESO YA TENGO A MI MADRE , BUSCO UNA PERSONA QUE ME QUIERA Y QUE SI ME PONGO GUAPA PARA SALIR , ES PARA TI , TANTO TE CUESTA PENSAR EN POSITIVO? ; y así me tiraría horas diciendo cosas que tienen estar soltero,o enamorado... por que nos venden unas imagines y después son todo lo contrario en esta vida, no puedes tener todo lo que pides , ni puedes estar de acuerdo con todo lo que dicen o hacen.
Tengo el vicio de reírme sola, como una loca mientras que recuerdo tonterías.Soy la típica que vive de la verdad, ya que a la mentira la detesta. Tengo la costumbre de mirar la hora cada minuto que pasa. Así soy. Una chica bastante corriente. Una más del millón. Pero,cuando se trata de amar soy la que más destaco entre esas millones. Me enamoro fácilmente. Sea quien sea,eso no lo incluyo. Soy difícil herramienta,no me dejo llevar por cualquiera.Me gustas, y mucho. No se porque razón,hay algo, tuyo que me hace comportarme así. Me gusta llamar tu atención. Es mi mayor manía. Supongo que las demás también lo harán. Pero ellas, no te quieren como yo. Me gustaría llegar a tocar las estrellas con tu mano. Levantarme sabiendo que te tengo.
Como todos los días , los aviones despegan al cielo y los pájaros cantan su dulce canción por la mañana. Esta mañana, hace mucho frío, y no hay nada mejor que una taza de cola cao y una buena napolitana de chocolate. Ahora, me siento en el sofá, me echo el manto por encima, y enciendo la televisión,pongo primer canal que aparece.Siempre lo mismo, el telediario, política.Decido cambiar de canal, este parece más interesante, aparece una chica, sentada , escribiendo, ahora...pues ahora aparece el chico....y... ya no digo nada más, todos os lo imaginaís ¿Verdad? Sí, exacto, la típica película de amor, donde el chico es el príncipe azul y bla bla bla.. Ese amor de película,que deseamos, ese amor que es perfecto el cual, chicas, no vamos a encontrar por mucho que queramos, ya que nadie ni nada será perfecto, que en algún momento siempre está el típico percance , está claro.Y ahora, ¿Os hundís? ¿Por qué? ¿Por qué queréis ese amor de película?¿Ese amor que llaman perfecto? Bonitas, son simples películas, yo también soy de esas fanáticas a las películas de amor, y a ese helado o a ese dulce que tenemos al lado, mientras nos echamos a llorar y deseamos con todas nuestras ganas vivir eso. Pero, ¿Sabéis? el amor imperfecto, aquel que no pertenece a ninguna película, es el perfecto. ¿Qué sentido tiene querer una historia de amor como en las películas? Sería muy repetitivo, siempre pasaría lo mismo, todas pasaríamos por lo mismo, y en mi opinión, no tendría gracia. Esa ilusión de contarle a tus amigas esos detalles que te hace, y...¿Cuándo discutís y después de varios días te calla con un beso?Quizás, el amor acabe, está claro, ya que no es perfecto, pero sí , he de decir, que vivir el momento y dejarse llevar por todo aquello que sentimos ,es la sensación más bonita , que,en cambio, en las películas, no existe el verdadero amor, no hay sentimiento, que simplemente, son historias. El amor perfecto es aquel amor imperfecto, donde siempre habrán defectos perfectos.
¿Alguna vez te has sentido tan simple e insignificante que hasta una pequeña mariposa puede ser mejor que tú? ¿Alguna vez has estado tan al borde del acantilado de la decepción como para sentir vértigo? ¿Alguna vez, en algún momento, por el simple hecho de haber querido ser feliz y no poder te has derrumbado aún más y ese acantilado antes dicho se ha convertido en un pozo sin fondo del cual caes y caes? ¿Alguna vez has sentido un sentimiento de culpabilidad tan grande que lo único que te apetece es volver el tiempo atrás y arreglarlo? Yo sí, todo. Seguramente penséis que vaya vida he pasado, que todo son problemas, malos ratos... Pero supongo que todo el mundo tiene días malos ¿no? No puedo pretender estar bien siempre, porque no lo voy a conseguir. En ocasiones, supongo que como todo el mundo, he intentado sacar sonrisas, y sí, lo e conseguido, pero te voy a decir como son: totalmente falsas. Y es que hay días que no consigo estar bien, recuerdo cosas, momentos vividos y no puedo evitar estar mal aunque sea un minuto. Pero se que esto no es así. Se que la vida no está para recordar días malos, ni para sufrir. Porque se que solamente tengo una vida. Ni dos, ni tres, ni cuatro, solo una. Y tengo que vivirla al máximo. Cuando me doy cuenta de la estupidez de sonrisa falsa que saco, recapitulo inmediatamente, o al menos lo intento, por que lo último que quiero es que las personas que más me importan se preocupen por chorradas que ni siquiera se merecen un 6º puesto en mis preocupaciones. Y ahora, dicho esto, os preguntareis ¿entonces si tiene esa visión de la vida, por qué empieza tan negativamente? Ya lo e dicho, todo el mundo tiene días malos, aunque no los quiera reconocer, pero es que yo siempre lo e dicho: la vida ante todo y después el ser feliz. ¿Las preocupaciones? Mejor dejarlas a un lado.
Quiero ese '' buenos días dormilona'' todos los días, que me abraces cada vez que me veas, quiero que me beses lentamente, que me digas que me quieres y que soy la única en este planeta que te hace feliz. Quiero que tus ojos brillen cuando miren los míos, que nos piquemos y los arreglemos al minuto siguiente con un largo beso, quiero ponerme nerviosa cada vez que quede contigo como en la primera vez, quiero sentir esas mariposas en el estomago cuando estoy contigo que día tras día hagas que crezca una mariposa mas, yo te quiero a ti mi amor.
Estoy rodeada de tantas personas pero algunas veces miro hacia todos lados y me veo sola, es como si la gente estuviera ahí pero no hay nadie que me comprenda ni en la que pueda confiar. Pero entonces es cuando te veo, y en ese momento sé que no estoy sola que aunque en este momento no estemos juntos, vas a estar en el momento que más te necesite. Por eso no me preocupo cuando me veo sola, tan sólo te busco y cuando te veo ya estoy tranquila no me siento sola, tú me comprendes, veo tu mirada y me dice que no me vas a perder de vista que vas a estar ahí, que no me preocupe por nada, y por no hablar de cuando me sonríes porque en ese momento ya se que ni voy a estar sola, y que voy a poder ser feliz.

sábado, 27 de octubre de 2012

TENGO GANAS DE TI.


Querida Gin, Tonic.
Es el momento de escribirte lo que nunca fui capaz de decirte. Aunque sea tarde. De escribir lo que ha sucedido en una carta que no te voy a mandar. Que no vas a recibir nunca. Que como tú me enseñaste, en cuanto acabe de escribirla la quemaré. Mis sentimientos se pondrán a arder. Y así el dolor... ¿Cómo era? ¿Cómo decías tú? Ahh ya... Así el dolor no se te queda tan dentro. Esta vez solo quiero ser claro. Sería un imbécil si no gritara que me he equivocado, contigo. Que la he cagado, pero bien. Desde el principio. Que he intentado avanzar sin apartar antes las cosas que me lo impedían. Agarrado al pasado. Mirando para atrás. Queriendo olvidar pero sin parar de recordar. Puff... Qué locura Gin... Empeñado en quedarme ahí. En medio de un lado y del otro... Sin perdonar, sin perdonarme... Sin avanzar...
¿Dónde está el secreto del futuro Gin? Puede que esté en fijarse bien, y en avanzar. Mirar más cerca... Más. Tan cerca que lo borroso se vuelve nítido, se vuelve claro. ¡Claro! Hay cosas que pasaron antes, mucho antes. No quiero esperar milagros, solo que las cosas pasen. Sí... No... Sí... No... Sí. No. Y ahora lo tendría claro... Pero ahora ya no depende de mí... Sino de tí... Te quiero.
Hola, soy esa persona que lo daría todo por tí, sé que no soy la chica perfecta, pero tú tampoco lo eres, tienes millones de defectos pero me gustas así, con tu sonrisa que me encanta, sí, esa que no te la quita nadie. Tampoco es que tengas unos ojos preciosos, pero si me preguntasen cuál es mi color favorito diría el de tus ojos. ¿Sabes? No sé porque me empezaste a gustar, pero ahora no puedo imaginar mi vida sin ti, sin tus tonterías de niño pequeño, sin tus besos... No te voy a decir que eres toda mi vida, pero sí gran parte de ella, en fin que te quiero, y no poco
Cuando crees que lo has olvidado.
Piensas que ya lo has logrado olvidar, que el ya fue tu pasado, que todo lo que sufriste por el ya se fue. Pero llega un día en el que te vuelve a hablar, o que en el grupo de amigos vuelve a venir, y cuando lo ves piensas, que esto no te afecta que volverlo a ver no es ningún inconveniente, que a pesar de todo lo que has pasado por el por una vez puedes lograr verlo sin llorar, y llegas a casa te tumbas en la cama, mirando el techo, sin cerrar los ojos y es cuando empiezas a pensar en todo lo que a pasado por la tarde, y de nuevo vuelven esas mariposas en el estomago, de repente otra vez tus ojos se vuelven a poner llorosos, y piensas que te has estado engañando todo este tiempo y que todo el tiempo que ha pasado no a servido de nada, y en una tarde se a fastidiado todo, en resumen vuelves a estar enamorada de la misma mirada y de la misma sonrisa que te enamoro hace tiempo.
Sé que llegará el momento en que esté tan acostumbrada a echarte de menos que ya no te buscaré en cada paso que doy. De repente, un día, dejaré de soñar cómo sería mi vida contigo, los sitios en los que hemos estado juntos dejarán de recordarme a ti, no me levantaré buscándote en mi cama, ni me iré a dormir pensando en lo bien que me sentiría si te tuviese durmiendo a mi lado. Que algún día dejaré de abrir el WhatsApp cada cinco segundos esperando que aparezcas, como si al abrirlo te estuviese gritando lo mucho que te echo de menos y pudieses escucharme. Quizás, algún día, deje de darme la risa tonta al acordarme de los besos 'finales', esos que sé que tanto te gustan, o ya no recuerde su significado. Algún día puede que los 'siempre' me den asco, y los 'te quiero' ganas de vomitar. Sé que algún día te necesitaré más que nunca, no estarás, necesitaré que me abracen, y no serás tú quien lo haga.
Y, entonces, inevitablemente, todo habrá acabado.
Querido nadie: hoy por fin me he decidido a dedicarte esos cuatro renglones que llevo guardados en los bolsillos de mis pantalones y no me atrevo a sacar a pasear. En primer lugar hacerte saber que hace mucho que ya no voy mendigando besos para sentirme algo más cómoda con mi soledad; ahora cumplo mi condena a raja tabla e intento ser feliz con lo poco que me queda, lo poco que me dejaste. En segundo lugar ya es hora de contarte que pienso volver a enamorarme, si, lo tengo totalmente decidido; voy a volver a sentir esas mariposas cueste lo que cueste y volveré a llamar "amor mio" al que pase la noche y la mañana conmigo. En tercer lugar, no quiero que ahora sientas celos o remordimiento, lo hecho hecho está. Tú mismo lo decías. Ya es tarde para arrepentirse de algo que ambos sabíamos no tendría un buen final. Por último y no por ello menos importante, ya puedes llevarte tus falsas promesas, tus estúpidas miradas y esos te quieros que dejaste esparcidas en la alfombra que compramos esa misma tarde.
Sé que soy sólo una pequeña parte de este mundo que a veces parece tan irreal .. Ya no busco respuestas, ni siquiera pregunto. Pero cometo tantos errores, que no soy capaz de enmendarlos. No meto el dedo en la yaga, la hundo hasta el fondo. No caigo en arenas movedizas, buceo en ellas. No soy capaz de olvidar, más bien ni lo intento.
De qué me sirve tenerte relativamente cerca, si nada es como yo un día escribí. El tiempo pasa rápido y eso jode, y otras veces pasa muy lento y en contra se nos pone. Siento no entender nada de lo que digo, lo único que entiendo es que quiero que tus brazos sean mi abrigo. Que desde el primer día que te vi supe que eras para mí, y es que es así. Aunque no hago más que tropezar por cosas que dependen de ti.
Y sí, me gusta pensar que avanzo a pasos agigantados, cuando la realidad es totalmente contraria
-¿Por qué le quieres tanto? Hay más gente en el mundo.
-Sí, Lo que pasa es que esa gente no es como él.
-¿Y qué tiene él para que sea tan increíble? ¿Por qué le quieres?
-¿Qué por qué le quiero? Bien. Le quiero porque tiene los ojos más bonitos que he visto en mi vida, y porque sabe sonreír con ellos. Le quiero porque con solo oír su nombre hace que tiemblen todas y cada una de las fibras nerviosas de mi cuerpo. Su sonrisa complementa a la mía. Es increíble y a la vez único y especial. Puede que de hacerte reír a carcajadas pase a que te entren unas ganas incontrolables de matarlo. Pero a besos. Le quiero porque me basta con ver su sonrisa todos los días. Porque ver su sonrisa hace que aparezca la mía. Puede que pienses en llamarlo tontería, yo prefiero llamarlo felicidad. ¿Sabes esa sensación de cuando estás en un sitio alto, cierras los ojos, abres los brazos y parece que vuelas? Así me siento yo cuando estoy con él.
-¿Tanto le quieres?
-Nunca volvería a abrir los ojos.

domingo, 16 de septiembre de 2012

-Buah, nunca se fijarán en mí...
+¿Por qué piensas eso? Lo tienes todo.
-Todo no. Me falta lo único que necesito.
+¿Y qué más necesitas? Puedes tener a cualquier chico...Te mereces más de lo que todos ellos pueden dar de sí.
-No te das cuenta. Me da igual lo que merezca o no merezca. Lo que importa en el amor no es la calidad, sino el sentimiento.
+¿Qué quieres decir? Si puedes tener a cualquiera...
-Lo que quiero decir, es que él es lo que necesito. Él es el que me puede sacar una sonrisa con su simple mirada. Él puede hacer que mi día sea perfecto con un "hola, ¿qué tal?". Porque yo no quiero a cualquiera, yo quiero al que necesito. Yo lo quiero a él. Solo a él.
Mira vamos hacer una cosa, tu pasa de todo que cuando te quieras dar cuenta yo ya me he ido. Que conmigo no funciona eso de no te hablo para que me hables tu, si no me hablas pues ADIÓS. Tampoco eso de que te hagas el interesante para que yo ande detrás tuya, no soy tonta. Y si no quieres nada serio, después no pidas explicaciones, ni mucho menos te hagas el celoso. No me pidas que yo sea cariñosa cuando tu vas de duro, tampoco en que te insista para que nos veamos si tu siempre me arruinas los planes con estupideces. No me pidas algo cuando tu no estas dispuesto a darme nada.
Olvídale. Deja de mirarle. De buscarle. Deja de escribir su nombre por todos los lados. Deja de mirar hace cuántas horas se conectó. Deja de mirar por la ventana cuando hace gimnasia. Deja todo lo que se refiera a Él .
¿Sabes cuántas veces he dicho eso? ¿Cuántas veces me lo he propuesto?
Muchas. Ni te lo puedes imaginar.
Y cuando parece que lo estoy consiguiendo llegas y me miras, llegas y apareces a mi lado, llegas y veo tu nombre en libros que no son míos, llegas y apareces conectado, llegas y celebras los goles en gimnasia, llegas y me haces recordar todo, todo lo referido a ti.
Me haces sentir los nervios media hora antes de verte. Haces que no me preocupe nada, que pasé de todo, menos de ti. Haces que adore los putos lunes, porque se que te voy a ver; y que odie los viernes por que sabes que estaré tres días sin verte. Haces que me aprenda canciones de pe a pa, y las tardes por todos los lados. Haces que lloré con la misma película mil veces, imaginando un futuro contigo como ese. Haces que sea feliz.
Otro día mas, te despiertas ¿Para qué? Si hoy solo será una repetición de ayer solo que empeorada. Te despiertas y piensas ‘Hoy es mi dia’ ¿tu día de que? ¿ Realmente, para que vivimos? ¿Qué pasara cuando ya hayamos conseguido todos nuestros objetivos? Cuando hayamos alcanzado la felicidad ó cuando hayamos cumplido nuestros sueños ¿ Que pasará? ¿Para que seguir viviendo entonces? Realismo. ,¿Para que sirve tener aspiraciones? Despertad ya de una puta vez las cosas no van a ser como tu quieres, ni como quiera nadie, serán como al mundo le plazca. Aquí las cosas las tienes que hacer por ti mismo, ¿amigos? Quedan pocos y cada vez menos. Que aquí o jodes o te joden. Que hay muchos futuros ocurriendo al mismo tiempo pero solo un posible, al final todo son secretos que se guarda el universo, secretos que algún día saldrán a luz y darán respuesta a todas nuestras preguntas.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Que yo fui la tonta que me engañe pensando que te importaba algo. La tonta que pensaba que eras especial. También fui la tonta que pasaba horas mirándote, o viendo tus fotos, porque sí, lo admito, me perdían tus ojos. Aunque todos me decían que no me convenías, fui tonta no pude evitarlo. Tú fuiste el cabrón que en cada fiesta venías a mi lado, me abrazabas, me decías cosas tan bonitas que me enamoraban. Me guiñabas el ojo cada vez que me veías. Me dijiste que me querías. Pero donde quedo eso? Todo era mentira. Fuiste tan cabrón que creo que nunca podría estar con alguien así.

martes, 28 de agosto de 2012

¿Que no soy fuerte? pero tu de que vas! Ven y plantame cara. Si, puede que justo en ese momento miles de lágrimas caigan por mis mejillas, que empieze a temblar combulsivamente, pero no me callare. Porque no son lágrimas de debilidad ni mucho menos, son lágrimas de rabia, de impotencia, de tener ganas de cogerte de los pelos y no poder por no liarla. Que vas metiéndote con los que crees que son inferiores cuando aquí solo eres tu el inferior. ¿Que no soy fuerte? Soporta todo lo que yo soporto diariamente, y teniendo fuerza luego de sonreír, fingir y de reírme e incluso de perdonar, y luego me dices si soy fuerte o no. Porque es fácil de decir no eres fuerte solo por llorar, pero perdona pero no, porque te eches a llorar no significa que eres débil, también los fuertes lloran
Lo cierto, es que no eres el príncipe típico de las princesas disney, ni siquiera eres el típico de las niñas. Ni siquiera tienes una belleza que destaca, y tampoco eres el típico chulo de barrio que vuelve locas a las niñas. Tu personalidad es encantadora, y no lo digo porque te quiera. Eres bueno, un buen niño. Una buena persona, dulce y romántico. Pero no siempre eres así, lo que me gusta aun más. Si no que también tienes tus partes de chico capullo, de quererlo todo, en el momento, en el aquí y ahora. Tiene gracia, es entretenido, porque no siempre te sales con la tuya, pero tampoco te quedas siempre con las ganas. Vamos alternando. ¿Quien tiene el poder? En teoría tú. ¿En la practica? Los dos. Por que si yo no quiero, mal vamos, y si tu no quieres, aún peor. ¿Pero desde cuando yo no quiero hacerte feliz? Sólo quiero que tengas lo que nunca te han dado, quiero hacerte feliz, hacer que tu sonrisa no se mueva de los labios ni siquiera cuando duermes. Quiero dejar marca en tu corazón y que aun que se que esto tiene que terminar en algún momento, quiero dejarte una huella, por pequeña que sea, en el corazón. Por que te quiero, por que me importas, y porque nunca pensé que podría estar así con una persona.
Sabes estoy ya harta,enserio, es que no aguanto mas, vas con carita de niño bueno , de conseguir todo lo que te propones, de que todo el mundo esta detrás de ti , ¿Quien pollas te crees?.
Sabes , ¿Me caías bien? Si. ¿Lo daría todo por ti? Antes, si , aunque solo eras un amigo, me importabas, ahora no doy ni un puto céntimo.
Que estoy harta,de que vayas diciendo que me echas de menos ,que te importo y otras mil gilipolleces.
Al principio me las creía,pero ahora , lo siento, pero ya no te creo.
¿Que entiendes tu por la palabra "amistad"?
Me tragué mi orgullo por ti , ¿Me puedes explicar para que pollas ha servido?
En otras palabras y sin rodeos: eres un puto falso.
-Tía, olvídale de una vez, es un cabrón, y te ha hecho daño, no merece la pena que estés así con él.
+No, sería injusto marcarle como un cabrón que me ha hecho daño, si me lo ha hecho, y mucho, pero con él, he vivido los mejores momentos de mi vida, simplemente desapareció el sentimiento. Me despertaba cada mañana con un mensaje de "Buenos días princesa" y en cuanto me veía me comía la boca a besos,desgastando así la energía de mis labios. Nos quisimos, nos amamos, nos adoramos. Con él pasé más de una tarde y más de dos en un banco del parque, sin hacer nada más que hablar de un futuro juntos. Con una sola caricia suya, el ejercito de mariposas de mi piel se revolucionaba, y el nudo en mi garganta al besarle no me abandonó nunca. Convirtió sus ojos en mi realidad y su boca en mi paraíso. Me abrazaba hasta dejarme sin respiración, me enseñó a frenar y a mirar a mi alrededor.
Y no, no lo voy a olvidar, lo recordaré sin que duela y no voy a tapar la herida llamándole cabrón delante de todo el mundo, porque sería injusto para él, para mi y para todo lo que vivimos.
Tengo ganas de llorar, muchísimas. De soltar toda la mierda que llevo dentro, olvidarme de mis problemas, de todo lo que me conlleva sufrir. Me estoy jodiendo más cada día, y es difícil llevarlo. Quiero aguantar en pie, pero ya no se cual es el puto motivo que me hace mantenerme, lo que se es que voy a resistir, por ti y por mi.

jueves, 9 de agosto de 2012

Una princesa inexistente.


Todo empezó cuando le hablé, al instante pusimos cam, el había colgado a una de sus mejores amigas,y a los dos días me empezó a gustar.
Él estaba jugando con la play al fifa estaba en la tanda de penaltis, y de repente me llamaron al fijo y dije que me gustaba alguien, cuando colgué, él me preguntó que quien, y me dio el venazo y le dije ME GUSTAS TÚ, se quedó parado no decía ni hacía nada, por mi culpa le marcaron, y el día que ganó el Chelsea al Barça con un golazo de mi ídolo, Fernando Torres, me dijo que yo le gustaba, era un día PERFECTO para mi.
Empezamos a hablar todos los días a todas horas siempre con corazones, todo era perfecto, nada podía fallar en ese momento. Y llegó el esperado puente, y el día 1 de Mayo
Fue la mejor cita de mi vida, me divertí, me reí, corrimos esquivando a nuestros amigos y a mi hermana, y cuando me besaba sentía que me quería, era un sentimiento que nunca antes había notado
Todo era como un cuento, pero claro, los príncipes no existen y menos para mi.
Era raro que algo me estuviese saliendo bien, estaba teniendo mucha suerte, demasiada...
Hasta el día 5 de Mayo, que todo volvió a la normalidad, él me dejó y yo seguía sola, como siempre.
Yo, Mónica Quintano, no era ninguna princesa de cuento.

jueves, 2 de agosto de 2012

Mariposas,muchas mariposas,demasiadas, ¿Qué digo mariposas ?Un zoológico mas bien.Vienes hacia aquí tan perfecto, tan distante, con esa medio sonrisa que te aparece al verme, me quedo mirándote, no puedo parar de mirarte ni un segundo, y así,sin más, sin quererlo, empiezo a temblar, tu sonrisa aumenta, cada vez me dedicas mas miradas, y yo siento que voy a estallar, te decides a dirigirme una palabra, yo no se como reaccionar, ¿Qué digo? ¿Qué hago? ¿Y si no le gusta mi respuesta? Miles de preguntas sin sentido aparecen por mi mente, muchas de ellas inútiles. Digo la primera estupidez que me sale, tú sonrisa aumenta, me miras a los ojos, si esos ojos que dicen, "al fin estas a mi lado, te he echado tanto de menos, no te vallas más por favor" Yo ya dejé tus ojos atrás hace tiempo, ahora miro tus labios, los hecho de menos, me acuerdo aún de la primera vez que los probé, maldita tentación.
Le hecho de menos, joder, le sigo queriendo, sigue siendo mi primer pensamiento cada mañana y el último antes de irme a dormir, él sigue siendo la imagen que viene a mi cabeza cada vez que me dicen "Pide un deseo", él cada vez que cierro los ojos solo aparecen recuerdos, solo eso, recuerdos, y los odio y me siento frustrada por no poder olvidarle, pero es que no quiero, no creo que haya luchado lo suficiente como para tirar la toalla, sé que puede que sea una ilusa, pero, y si algún día lee alguno de los 40 tablones que le he dedicado y si algún día, hubiera un recuerdo nuestro en su mente...
Yo sigo recordando el primer beso, y aquella vez que me decidí a decirle "me gustas"
Recuerdo aquel día en el vi su preciosa sonrisa que me hacía sonreír...
Y no puedo evitarlo...le hecho de menos, y sí, estoy mal por eso, por eso me siento rara, me siento indefensa y sola si no esta él a mi lado, sé que lo debería haber pensado antes, que debería haber hecho caso a los consejos de la gente que realmente me quería, sé que tendría que haberme imaginado que si ponía fin a este cuento de hadas, no volvería a ser su princesa....
Pero yo ya no quiero príncipes ni princesas....solo quiero que me vuelva a querer como lo hacía...que volvamos a ser nosotros...

Y allí a lo lejos lo ves venir, pero algo falla... ella está a su lado, van cogidos y se nota que no quieren separarse. Él es feliz con ella, te duele aceptarlo pero es la verdad... No puedes dejar de mirarlos, duele ver que no eres tú la que está a su lado. Te quedas embobada y empiezas a recordar cada momento que pasaste a su lado. Empiezas por el día en que os conocisteis, un día muy normal para ti, día de colegio con tus amigos y de repente apareció él, con su sonrisa radiante y su belleza que te asombró enseguida. No te diste cuenta en el momento, pero él iba a ser el amor de tu vida. Poco a poco os fuisteis conociendo y os enamorasteis, bueno por lo menos tú. Y un día, un precioso día de invierno, empezó vuestra historia... Una historia preciosa que considerabas que sería para siempre, pasasteis momentos inolvidables, tarde tras tarde abrazados, día tras día prometiendo un amor eterno. Y así pasaron meses y tu amor aumentaba pero su amor por ti se perdía poco a poco, ya no sentía lo mismo y puso fin a vuestra relación. Sufriste mucho, él era el amor de tu vida, y aun sufres. Una lágrima empieza a bajar por tu mejilla y te das cuenta que todos eran recuerdos del pasado, que nada volverá a ser como antes, te encantaría que se repitiese pero no puede ser. El tiempo es oro y tú sabes que supiste aprovecharlo lo mejor posible, pero ahora todo está perdido, ellos se aman y seguirán juntos. Se acercan, pasan por tu lado y los saludas como si nada, sigues adelante, triste pero con la cabeza bien alta, él es feliz y es lo que tu quieres, porque por encima de todo, le amas y quieres que esté bien.
¿Que es lo que quiero? Yo quiero a un chico que me quiera tal como soy y que no me engañe con sus promesas. Quiero a ese chico que solo al verlo te haga la más feliz. Quiero a un chico que me haga perder la noción del tiempo y no las bragas.Que me arruine el pintalabios y no el rimel. Quiero que me de cariño, que no pase de mi, que este a mi lado todo lo que pueda. Quiero a un chico que no sea como los demás. No quiero al típico chulo de playa, que muchos músculos pero no tienen cerebro ninguno. Yo quiero un chico que se fije en el interior, en el corazón y no en un buen par de tetas. Que el físico cambia, la personalidad permanece. Que yo lo que quiero es una persona que me haga especial y que no me haga daño, que me haga olvidar el pasado y que me haga sentir lo que ninguno hasta ahora a hecho.

jueves, 19 de julio de 2012

Lo siento chica, me cansé de tus tonterías. ¿Me querías ver llorar? Perdóname cariño, habla con mi orgullo, que por cierto, de eso tengo para dar y regalar. Si quieres quedar como una santita no te preocupes, que yo te ayudo. No, no iré remarcando que eres una buena persona ni chorradas de esas que no se las cree nadie, simplemente te demostraré que para zorra tú, el doble de zorra yo. Puede que sea capaz de tropezar dos y tres veces con la misma piedra, pero ten por seguro de que siempre me voy a levantar, y acabaré abriendo los ojos para esquivar la piedra. Es increíble, ¿enserio? ¿Voy a quedar yo como la mala? Já, flipas, aquí la única mala eres tú y tus putas ilusiones. ¿De verdad crees que te quiere? Por favor... No me seas ilusa. Pero mira, si prefieres seguir mintiéndote y creyendo que volverás a estar entre sus brazos y perderme a mí, adelante, no te lo voy a impedir, ¿sabes? Ahora mismo me resbala si fallas o follas, si caes o te levantas o si lloras o te ríes. Lo sé, lo responsable y lo bueno sería que dijera que no me voy a rebajar a tu nivel y que hagas lo que quieras. Pero la cuestión es que ya me da igual lo que piensen los demás de mí, si quiero devolvértela te la devolveré. Puede que eso sea caer bajo, pero al menos sabré que no me habrás jodido yéndote de rositas. Ahí lo dejo.
Intentando cambiarme malgastas un tiempo precioso, que no te sobra. Si me lo permites, te sería más rentable invertirlo en machacártela. A mí ya no me importa si estudias, o prefieres trabajártelas.Sé que todas las personas que me han hecho daño me recuerdan, no me preocupa si lo hacen con una sonrisa o sin ella. He aprendido que las lágrimas están para lamérselas, por eso saben a sal. Eso de que el destino está escrito, se revienta con un puto tipex. El alcohol no me ha ayudado a olvidar, pero qué cojones! La leche tampoco. Las mejores razones vienen con hielo. Cuando apagas las luces, son todos iguales. El arrepentimiento me queda muy grande. Quien no quiso cuando pudo, no va a poder cuando quiera. Ya no pienso en lo que pudo haber sido y no fue, en su lugar, doy gracias, por de la que me libré. Porque si quieres volar debes renunciar a las cosas que te pesan. No necesito la aprobación de nadie. Un león, no pide opinión a las ovejas.

martes, 10 de julio de 2012

Te quería y mucho.

Te quería.. y mucho, y quizás me equivoqué contigo, quise engañarme a mi misma creyendo que eras perfecto para mi, y que eramos la perfección en persona al estar juntos.. ahora, me doy cuenta, que todo tiene su principio y su final, pero el nuestro sin empezar tan siquiera, acabó, sin más, y se esfumó sin rastro alguno, como si nunca hubiera pasado nada.. y de eso, ya hace cuatro putos meses, cuatro meses..en los que por fin, he podido olvidarte o simplemente, recordarlo pero sin que me duela, no ver tus fotos, no hablarte, no hacerme ilusiones con tus estados... Ahora soy yo la que maneja el juego,mi propio juego y la que pone las sonrisas o si no, las lágrimas.. aunque ¿por qué hacerlo por separado? si puedo llorar, pero de la risa.Sé que fue corto, pero intenso, hasta el cielo nos miraba con envidia, pero si te soy sincera.. uno no se levanta queriendo a una persona y se despierta queriendo a otra.. lo único que me has demostrado con esto es que tienes que ser una zorra para que te traten como una princesa, pero antes voy yo y mi dignidad que cualquier capullo con ganas de follar,¿ entiendes? yo no soy como las demás, yo no me voy con 100000000 y al día siguiente digo que te quiero, yo si lo digo es porque lo siento.. pero sinceramente, no sé que fue más absurdo.. si llegar a quererte, o pensar que tú lo hacías.

sábado, 9 de junio de 2012

Y se que es sábado noche. Lo sé, y yo sigo aquí, encerrada entre estas cuatro paredes, sin poder salir, encerrada, sin poder escapar de esta tortura. Esto es más que injusto. Niñas cuatro años más pequeñas que yo por la calle, hasta tarde, hasta las tantas. Y a mi, ni siquiera hasta las 12:30. ¿En que mundo vivimos? No sé porque lo hace, quizás para joderme. No lo sé. Por que si pretende que sea una santa que viva encerrada sin irme de fiesta, sin liarla, sin equivocarme, sin volver a emborracharme, esta muy equivocada. Es mi madre si, pero no manda sobre mis pensamientos, ni mi libertad. Tan solo la limita, eso esta claro, pero ahora que entre en este enano cuarto y me vera a mí, sonriendo, con los cascos puestos a todo volumen y yo cantando como estando de fiesta. Por que puede quitármelo todo, pero jamás me podrá quitar mi ilusión de comerme el mundo, de sonreír, por que hay cosas que nadie te puede quitar, y a mi, nadie ni nada podrá quitarme las ganas de seguir adelante, de equivocarme, de caer de bocas y levantarme sonriendo, aun que este llorando de dolor, mi sonrisa seguirá donde siempre. Por que nadie se merece verme mal, y aun que lo este, tragaré saliva, me secaré las lágrimas, me pondré tacones y saldré a la calle a comerme el mundo y a abrazar cada ilusión, cada sentimiento, cada aventura. Por que soy una chica que no le da miedo caer, por que a pesar de todo, tengo a gente que me ayuda porque habrá gente falsa, pero puedo jurar, que por lo menos una niña si que vale la pena. No vale la pena estar mal y yo no lo pienso estar.
Ojala que te hagan lo mismo que tu a mi, la diferencia es que tu si que vas a sufrir.
Quiero que sepas lo que es estar enamorado de una persona, estar atado a su piel, desearla, querer besarla, acariciarla. Quiero que sepas lo que es sufrir de verdad, lo que es tener a una misma persona en la cabeza todo el día, y que por mucho que quieras no la puedes sacar. Quiero que un día te levantes ilusionado, por que la noche anterior te hablo y que solo fueran eso, ilusiones porque fue tu propio sueño. Quiero que sepas lo que es sufrir cuando sabes que la vas a ver y lo que es inventarte una estúpida escusa para poder hablarle. Quiero ser yo la chica de la que te puedas enamorar. Quiero que por mi culpa tengas las famosas mariposas en el estomago. Quiero que te pongas celoso cuando hablo con otros chicos. Quiero ser la única en tu vida.
¿Cómo? Es verdad lo que mis oídos están escuchando, no puede ser, me has olvidado, te he dicho muchas veces que me dejaras, que te fueras con otra para que no me hicieras sufrir, pero no lo pensaba en realidad, no puede ser, ahora si que me doy cuenta de que estaba soñando, eran imaginaciones mías, todas esas sonrisas, esas miradas, todo era mentira, estoy confundida pienso que soy una estúpida por creerte, como pude confiar en ti, como pude abrirte mi corazón, no dejo de preguntármelo, y además yo en realidad te quería, y ahora tú te estarás riendo de mi.
Querido destino:
¿Cómo te va? Supongo que bien. Seguro que sigues divirtiéndote con tus caprichosos juegos de siempre, ¿me equivoco?
¿Sabes? Hace unos meses conocí a un chico. Es increíble. Me gusta muchísimo. Su forma de ser es impresionante, y cuando lo veo mi estómago es surcado por miles de mariposas.
Lo sé, Destino. Lo supe desde el primer momento en que me lo crucé. Estaba segura que de nuevo era otro de tus juegos. Sabía que él no era para mi ¿No te cansas nunca? Eres demasiado cruel. Te gusta verme llorar, sufrir, desesperarme, encerrarme en mi mundo presa del dolor y del miedo. Destino, estoy cansada y confundida. No quiero ser más tu esclava, pero sé que eso no lo elijo yo. Es tan duro vivir así... esclava del destino ¿Por qué eres así? ¿Por qué eres tan cruel? Espero tu respuesta.
Atentamente, un corazón confundido
Y sin pensarlo, lo piensas. Empiezas a recordar como fue todo,como ocurrió y donde. Porque todo lo que vivimos estaba marcado por un momento exacto. Y vas hacia atrás en el tiempo, y apenas lo conocías. Era un niño como lo podía ser otro. Quien pensaría que algún día, por la magia esta, de lo que se suele llamar amor, nos uniéramos. Pues si fue así. Nos encontramos en un camino lleno de un sucio pasado y numerosos obstáculos. Y me sorprende, pero lo superamos juntos. Pero no, no me podía enamorar, no quería enamorarme.  No quería sufrir, le tenía miedo a enamorarme de nuevo.En mis planes no ponía eso de enamorarse. Pero llegas a pasar momentos con el inmensos, que las horas pasan como minutos, las noches frías, los días no tan fríos.Ahora lo que esta en tus planes, es él.
Vino de repente, un amor de ultima hora.
No quiero que seas el Superman que me salve, ni el Spiderman que me haga caer en su red; no me hace falta que seas el Robin Hood que luche para tenerme, ni el Peter Pan que me lleve a Nunca Jamás. No me hace falta ser Lois Lane, ni Wendy, ni Lady Marian, ni Mary Jane. No, sólo con tu presencia me basta. No necesito que me digas mil "te amo" falsos, me basta con un "te quiero" puro. No quiero que seas perfecto, tus defectos es lo que más me gusta de ti. Me da igual que nos separen 100, 200, 300 o 900 kilómetros, no me hace falta tenerte cerca para sentirte cerca, te siento todos los días, cada vez que cierro los ojos y retrocedo a estos días, donde todo es perfecto, donde al casi rozar tus labios me siento la persona mas feliz y afortunada del mundo, donde al mirarte, pierdo la noción del tiempo, del calor o del frió, de los problemas o de las alegrías, el mundo se desvanece, se desvanecía lentamente hasta que solo quedábamos tu, yo y el destino :)
Que ya lo sé, que no soy una modelo. Que no tengo un cuerpo 10, que quizás ni llegue al 5. Que no tengo la cara más bonita de este mundo. Que soy ancha de abajo, que tampoco es que esté gorda, pero tampoco como un palo. Que tengo millones de defectos, pero ¿sabes que? También tengo mis virtudes. Que soy como soy. Estoy ya harta de las crñiticas a mi espalda, de que todo el mundo sea tan superficial. Esta soy yo, no puedo hacer nada para cambiarlo. Y tampoco es que quiera cambiar por ti, si algún día cambio que sepas que es sólo y exclusivamente por mi. A quien no le guste que no me mire y ya está. Así es como he nacido, como soy y como seré.

jueves, 17 de mayo de 2012

Harta si estoy harta, de que estes siempre con tu puto orgullo cuando yo por ti me lo trago hasta más no poder, que te pones raro conmigo cada vez que puede, que pasa, ¿que esto no puede ser como antes? Cuando siempre, estabamos bien, si, peleabamos pero no tanto como ahora,que te echo demenos, pero tu siempre estas con tu cara de serio, o dices comentario que me joden... Quizás ya no sientas lo mismo, o quizas ya te aburro o lo que sea, pero si es así dimelo ya. Si en cambio me sigues queriendo, un consejo deja de ser tu por un momento, y mira como estoy yo, o simplemente TRAGATE EL ORGULLO, no creo que te asfixies.
Oye, deja de ser tan estúpidamente perfecto, ¿no? No soporto la idea de saber que no estás a mi lado, la idea de sentirte tan cerca y a la vez tan lejos. Tampoco ver nuestras fotos, recordar momentos y preguntar, ¿qué nos pasó? No soporto la idea de rozar nuestras manos al pasar, y que no lleguen a juntarse. No soporto verte y no poder correr a abrazarte, a besarte. No soporto la idea de que no seas capaz de cogérme, girárme, abrazárme y decirme: "Oye, deja de ser tan estúpidamente perfecta, ¿no?" Pero te diré algo, no lo hagas por hacer, hazlo por querer, y no querer de querer hacer algo, no, de querer tenerme. La idea de verte conectado a diario y no ver ningún mísero "Hola", que sí, que ok, que yo tampoco te saludo, que tampoco te hablo, dejémoslo en orgullo. Dejémoslo en que nos queremos y no nos damos cuenta. Dejémoslo culpando al orgullo, y no a falta de amor. Dejémoslo en que no hayan terceros, besos de otras bocas, otras personas.. dejémoslo en un tú y yo en una cama, una noche fría con frío y con mil mantas encima nuestro. Dejémoslo en un recuerdo y en que nos queríamos, que era un amor raro, pero era NUESTRO amor, y eso no lo podrá cambiar ni esas, ni tú, ni yo.
¿Y el amor existe? Vale, vete de aquí, joder. ¿Para qué llegaste de mi vida si un día te ibas a ir sin un despido, sin un adiós? ¿Amor? no me hagas reír. ¿A que le llamas amor? A una persona que llega a tu vida y te hace sonreír en cada momento. Vale. Pero que de un día para otro todo cambie con esa persona, que no te quiera y además se vaya con otra. Eso no es amor. Puede que sea, mentiras y más mentiras. O simplemente ha sido falso durante un tiempo, mucho tiempo quizás. ¿Amor? báh.. eso no existe.
No puedes negar al corazón lo que está sintiendo. Solo se que te quiero y punto, quiero estar tu lado para poder besarte, abrazarte, mirarte, acariciarte. Quiero que tu me quieras como yo te quiero a ti, quiero que sueñes conmigo y que por ese motivo te levantes con una sonrisa, no te pido que pienses en mi como yo pienso en ti, por que es imposible que una cabeza pueda soportar pensar en una misma persona 25 horas al día, los 8 días de la semana. Solo pido que te des cuenta de lo que estoy sintiendo, me da igual lo que pueda pasar, lo que piense la gente, me da igual todo, pero no me da igual que en este mismo instante no estes a mi lado.

jueves, 10 de mayo de 2012

Olvidarte hoy. Ha pasado el tiempo. Lo más normal sería que hubieses dejado de importarme, que no fueras nada. Que todos esos ratos o esas llamadas fueran historia. Que no quedase nada de aquellas tardes o de esas verdades que me decías que ahora veo tan lejos. Lo lógico e improbable en este caso, sería que me hubiese olvidado de ti. De tu sonrisa, tu carácter, tu orgullo, tu mirada, tus tonterías, tu forma de ser. De los momentos que pasamos juntos, de esas risas.Lo que pasa, es que no le veo sentido. No sé por qué, pero no puedo. No se supera todo eso tan rápido. Nadie puede decir, "ahora te olvido", y ya está.Era todo tan, no sé, no puedo escribirlo. Pero decidiste que se acabará. Y así fue, se acabó. Y no hay día en que no me acuerde de todas esas cosas. Es cierto, no hay día en que no me acuerde de ti.
Aunque no quieras confesarlo me quieres. Nadie mira a alguien que no quiere como tu me mirastes, nadie abraza a alguien como tu lo hicistes cuando no se ama como tu juras no amar, nadie pierde el control rodeandome con los brazos y besándome con la pasión que me transmitistes cuando no se quiere a alguien. Y después de todo esto me dices que no me quieres, puede que sea verdad, que no me quieras, dicen que los chicos van de flor en flor y las chicas de capullo en capullo.

sábado, 5 de mayo de 2012

Y entonces sucede, ¿Verdad? Entonces te enteras. Te das cuenta de que estás enamorada. Quieres que de sus labios nunca dejen de salir los sinceros 'Te quiero'. Quieres que te pase a buscar a tu casa para ir juntos al instituto. Quieres que te lleve la mochila hasta la puerta de tu casa cuando acaben las clases, y que te lleve en brazos cuando estés cansada. Quieres que te llame a casa cada cinco minutos y que si no contestas, salga a buscarte a la calle como un loco. Quieres que te mire y sonría y hacerle sentir el hombre más afortunado del mundo, que sienta que se va a morir de sobredosis de felicidad cada vez que estás a su lado. Quieres que se ponga celoso por nada y que le puedas animar con un 'Te quiero a ti, y a nadie más, y nada lo va a cambiar'. Que te bese bajo la lluvia, y se quite su camiseta para protegerte de ella. Deseas pasar el resto de tus días junto a él, porque sabes que nadie más te va a volver a enamorar.

viernes, 20 de abril de 2012

Arrancan las semifinales de Champions League parta el Chelsea, y lo hacen con la visita a Stamford Bridge de uno de los equipos más castigados por los goles de Fernando Torres: el F.C. Barcelona. El ‘9’ del Chelsea ha marcado la friolera de siete tantos en diez enfrentamientos contra el conjunto catalán, un elenco de goles entre los que destacan auténticas obras de arte que el madrileño consiguió tanto en el Vicente Calderón como en el Camp Nou. De hecho, se despidió del fútbol español en verano de 2007 siendo el jugador que más goles consiguió anotar a este gran rival en los últimos cinco años, desde que debutó en Primera división precisamente contra el F.C. Barcelona el 1 de septiembre de 2002.

No marcó en aquél primer partido, pero sí lo hizo en otros cinco enfrentamientos. Incluso, en dos de ellos, hizo doblete goleador. En total el ariete madrileño batió en siete ocasiones la portería azulgrana, seis de ellas en cinco partidos. Y este rendimiento goleador se reflejó en los resultados de su club, el Atlético de Madrid, contra el Barça: sólo dos derrotas en estos diez partidos. Cuatro victorias y cuatro empates completan unos números que entonces hacían temblar a los azulgranas cada vez que se enfrentaban al conjunto rojiblanco.

Cuando Torres jugaba como local en el Vicente Calderón, el saldo era aún más abrumador: El F.C. Barcelona sólo venció en una ocasión al Atlético en su feudo con Fernando Torres sobre el terreno de juego. Eso sí, fue un doloroso 0-6 que entonces se adivinó como un detonante para hacer las maletas con destino Liverpool.

Torres ha protagonizado crudos duelos con Puyol, que ha comprobado en varias ocasiones la dificultad de marcar a su compañero de la Selección española. En la campaña 2002-03 anotó su primer gol al Barça. En el Calderón todavía recuerdan aquella vez en la que un chaval de la cantera se fue de De Boer a base de coraje y coló el cuero con astucia entre el poste y Bonano, o la otra en la que el mismo joven dejó atrás a Puyol con un cabezazo en carrera para luego batir a Víctor Valdés por alto.

Su primer gol en el Camp Nou se remonta a la campaña 2004-05, cuando en el minuto uno de partido Ibagaza asistió al ‘9’ de tacón y éste, tras una larga galopada, batió a Valdés rematando raso con la zurda. Aunque también ha marcado a otros metas blaugranas como Pinto y Bonano, ahí se amplió la leyenda de ‘bestia negra’ de Fernando ante Víctor, también compañero en La Roja, que encajó en ese mismo partido un doblete desde el punto de penalti tras derribar a Torres.

El mito creció en la campaña 05-06 cuando el ‘9’ anotó otros dos goles. En el primero Maxi dejó un balón manso en el área para que Torres fusilara a Valdés con la zurda, mientras que en el segundo Torres entró desde la izquierda, controló en el área un pase de Maxi y envió el balón lejos del alcance de Valdés con un sutil remate. Un gol más en el Calderón, de cabeza a pase de Petrov en septiembre de 2005, completa la lista de siete tantos con firma de la casa.

Desde que Torres emigró para triunfar en el fútbol inglés los caminos de F.C. Barcelona y Fernando Torres no se han cruzado, reservada la ocasión para este gran duelo de ‘semis’ en Champions League. En estos años de paréntesis Torres ha cuajado fuertes lazos con muchos de los miembros del equipo blaugrana a través de sus grandes conquistas como compañeros en la Selección española: Valdés, Piqué, Puyol, Busquets, Xavi, Iniesta, Pedro, Cesc, Thiago… con ellos ha compartido grandes momentos en La Roja, alcanzando la cima con los últimos títulos de Eurocopa y Mundial. Conoce sus debilidades y fortalezas e intentará sacar provecho de ellas para alcanzar su primera final de Champions league.

lunes, 16 de abril de 2012

Lo único que me queda por hacer hoy es morir.
Se lo que estáis pensado. Otra que se las da de víctima, pero yo lo siento así.
Que si, que la vida puede tener cosas preciosas, cosas que si no vivo me perderé. Pero,¿qué más da que el mundo sea tan hermoso si no tienes con quien compartirlo? ¿Qué importa un poco más de sufrimiento para acabar con la agonía?
Es que él ya no está. Nada tiene sentido desde que me soltó la mano para no volverla a coger.
Nada tiene sentido desde que sé que no volveré a besar esos labios curvados siempre en forma de sonrisa. Siempre por mi culpa.
Nada tiene sentido cuando ya no me vea reflejada en sus ojos por estar tan sólo a unos pocos centímetros de él.
Nada tiene sentido si se me pasa por la cabeza la idea de que tal vez hubiera sido mejor que no le hubiera conocido. Aunque la verdad es que prefiero este dolor x3 a tener que olvidar todo lo relacionado a él.
Ojalá pudiera guardar todo lo que me recuerda a él en una caja, todo. Sentimientos incluidos. Y poder asomarme sólo de vez en cuando, pero no tener que vivir con ello, para que no duela.
Nada tiene ya sentido desde que me confirmaste mis sospechas. Que era ella, que siempre había sido ella.
Nunca pensé que una 3ª persona del singular doliera tanto.
¿Y sabes qué? Que ya ni si quiera te deseo que seas feliz. Porque se que ella no te quiere ni un quinto de lo que te amo yo , porque sé que no podrá hacerte feliz a cada minuto y demostrarte que te ama a cada segundo.
Y lo peor es que tú lo sabes.

viernes, 13 de abril de 2012

-He jugado contigo... Solo te queria para tener algo mientras busco otra ;) Eras mi juguete de usar y tirar ;) Mientras has estado enamorada de mi yo he fingido estarlo, pero he estado haciendote daño cuando yo para ti lo he sido todo.
+Me da igual.
-¿Todavia me quieres mas que a nadie?
+Puede.
-Entonces deberias estar mal, porque ya no te quiero y por saber que todo a sido una farsa, ¿no?
+No chaval! El que deberia estar mal eres tú, al saber que una persona que te ha querido tanto, que lo habría dado todo por ti y por tu felicidad, que te cuidaba y apoyaba cuando lo necesitabas ya no esta a tú lado, ya no siente eso por ti, se ha ido para no volver. Admitelo, crees que has ganado pero en el fondo sabes que has perdido.
Confieso que nunca he tenido pinta de ser la típica princesa de cuento. Nunca he aspirado a convertirme en una pierde zapatos, jamás he pensado en dormir cien años, y aunque nunca he creído apropiado entregar mi voz a nadie, he regalado todas y cada una de mis palabras. Nunca me he visto capaz de luchar por alguien, ni de evitar enamorarme de un inmaduro Peter Pan que no quiere crecer. Pero yo sí he creído tener envenenado cada poro de mi cuerpo, y he esperado un beso que no llegó jamás cada noche al acostarme. Confieso que nunca me he sabido las coordenadas que tiene un corazón para buscarlo, y no perderme mientras le pierdo yo a él. Tampoco he aspirado a convertirme en algo más que la antiheroina de mi propia historia. No nací para perder cosas, y aún así, parece que me paso la vida buscándolas. Confieso que nunca pensé que llegaría a estar aquí, esperando a que aparezca mi hada madrina con un par de converse desgastadas, que los cristales se me rompen, o mejor aún, dejando que el teléfono suene encima de la mesa porque a mi Peter Pan, le ha dado por hacerse mayor...
¡Hola estúpida! yo creo que quedan pendiente cosas de que hablar. Mira no vengas de amiguita buena cuando en realidad solo echas mierda a mis espaldas. Si tienes algo que decir, ¡dímelo A MI! No somos ni amigas, ni somos compañeras, solo conocidas por casualidad, y ahora es el día que me arrepiento de haberte conocido. Pero ten una cosa bien clara, no me conoces bien. Si crees que soy de esas que se derrumban fácil... estas equivocada. Soy de esas que no dejan de ser feliz y que me río de la gente como tú; de asquerosas, falsas y... ESTÚPIDAS! Y que... no te mentas en mi vida, déjame en paz, pasa de mi culo y de mi cara, como yo lo hago de la tuya. Sera como si nunca nos hubiésemos conocido. Y si te jode verme feliz, te aguantas como hacemos todos... Otro día se consciente de tus actos.
Tengo un problema. Tú eres mi problema. Eres el causante de que me sienta la peor persona del mundo, y todo porqué, te estarás preguntando, porque al principio pensaba que eras un idiota, después me sacaste una sonrisa y no sé porqué pero ahora no hay noche en la que no piense en ti, en la que no me acuerde de algo que está directamente relacionado contigo. Siempre hay algo que hace que piense en ti. Lo odio, odio saber que dependo de ti. Odio saber que dependo de alguien, pero lo peor de todo es que ese alguien eres tú. Tú, que nunca lees nada de lo que escribo. Tú que estás tan tranquilo ignorando lo que una idiota como yo puede llegar a sentir por ti. Tú que consigues hacerme sentir tan bien. Tú, tú, tú... Vamos, ven. Me apetece pelearme contigo una vez más y recordarte cuánto te odio. Me apetece escucharte de nuevo. Me apetece que me susurres al oído. Me apetece que me roces y millones de reacciones químicas recorran desde la primera base nitrogenada de mi ADN hasta la mayor macromolécula que puedo poseer. Me apeteces. Me apeteces. Me apeteces. Me apetece escribirlo. Me apeteces.
Y...hoy quiero decirte una cosa que me estado guardando varios meses, y es que ya no puedo mas y te lo voy a decir.
Eres una estúpida, falsa y asquerosa. Vas diciendo cosas de la gente a sus espaldas, y si tienes que decir algo dilo a la cara. Luego vas diciendo que tu eres de esas que lo dices todo, que ¿por el tuenti? pues eso es de miedicas, porque decir cosas y luego callárselas no vale para nada, solo para que te valla peor en la vida. Y así estas tu, muy sola, yo si fuera tu...no iría así por la vida porque te ira muy mal, y eso lo sabes mejor que nadie, porque ya te va mal...Y quiero que pases de mi como yo paso de ti, porque no quiero amigas falsas en mi vida. Pero aunque me insultes, tu tranquila, que yo no soy débil, soy fuerte, y si juegas conmigo, yo jugare mejor.

martes, 3 de abril de 2012

Peter Pan

Ayer por la noche me aburría y me puse a mirar mis cosas de la infancia, y entre ellas encontré una cinta de vídeo,una película que me encantaba, Peter Pan. Cuando la veía, no sabia su verdadero significado, pero ya crecí y me di cuenta de una cosa: le damos muy poca importancia a las cosas secundarias, a lo pequeño; ¿que por qué digo eso?, por Campanilla. Sí, esa, Campanilla, sí sí, la compañera de Peter. Aquella hada a la que nadie hacia caso. A muy pocos le importaban sus sentimientos, todos querian que Peter acabara con Wendy, la chica encantadora, la que le cosió su sombra a los pies, la que dejo a Peter porque decidió hacerse mayor y renunciar a él. Oh sí, que gran persona, ¿verdad?. Pero yo pregunto una cosa, ¿crecer? de que sirve si tienes al amor de tu vida para siempre a tu lado. ¿Sabeis una cosa?, el verdadero amor era el de Campanilla, que arriesgo su vida bebiéndose la medicina envenenada para que no muriera Peter, y todo... ¿para que? Para que él la empujara, para que el solo se fijara en la niña bonita de rizos definidos y ojos azules. Sin duda alguna, Peter Pan es uno de los cuentos más sinceros que nos contaban de pequeñas respecto al amor. Nada de zapatos de cristal, nada de besos que rompen maldiciones, nada de castillos protegidos por dragones, simplemente, una chica enamorada de un chico que quiere a otra.

Tú sonrisaa

Te diré una cosa: me gusta tu sonrisa. Para ser francamente franca, tu sonrisa es lo más bonito que ha pasado por delante de mis ojos. Y que podría estar todo el día aquí, embobada, mirando como sonríes. Que se haría de noche y hasta me saldrían canas mientras miro como sonríes. Y te diré también, que no sólo hoy. También mañana me podría pasar el día delante de tu sonrisa. Y sospecho que pasado, más de lo mismo.

martes, 13 de marzo de 2012

Venga vale, haré una promesa, ya no te miraré más, ni te hablaré cada vez que te conectes, ni estare cada 2 segundos mirando tu perfil incluidas tus fotos,no cogeré tus llamadas, y si te veo por la calle haré como si nunca te hubiera conocido,ni te hubiera dado todos esos besos que tanto me encantaban, ni esos abrazos tranquilizantes que solo tu sabías darme,tampoco recordaré a cada milímetro ese primer encuentro ni ese primer beso, no mencionaré tu nombre sin darme cuenta, ni llamaré a mis amigos como te llamaba a tí sin querer, dejaré de pensarte tal y como e echo desde que te ví por primera vez, no escucharé más esa canción que me recuerda a ti, ni por la cabeza se me pasará sentarme en el banco, nuestro banco cuando te eche de menos, y jamás volveré a decirte que te quiero...
Harta? si..
Niñatas que se creen mejores. Harta de putas que no saben cerrar las piernas. Harta de mentirosas que no saben lo que es decir la verdad, que no aceptan una derrota, que no aceptan que hay gente mejor, o al menos, que se esfuerza por mejorar. Harta de que menosprecien a la gente por tener aspecto diferente,. Harta de que te miren de arriba a abajo, de que se piensen que no lo vales. Harta de gente gilipollas que se creen el centro del mundo, porque quieren quedar de líderes delante de su grupito de gente sin personalidad. Harta de insultos, de peleas, de puñaladas traperas. Harta de falsos amigos, y harta de los amores imposibles. Harta de un mundo en el que no hay justicia alguna, harta de que te corten las alas cada vez que quieras volar. Harta de todo..

domingo, 4 de marzo de 2012

Nosotros, que somos de Torres.

Nosotros, que somos de Torres, somos de Torres desde hace muchísimo tiempo. Ya no sabemos muy bien desde cuándo somos de Torres, la verdad, porque tenemos la sensación de que Torres, que sólo tiene 27 años aunque tenga aplomo de ministro de transportes o de cirujano jefe, lleva con nosotros toda la vida. Y en el fondo casi es así, que Torres lleva con nosotros 11 años de profesional y unos cuantos más antes de serlo, saliendo cada día de la semana en los periódicos, cada dos días en las teles, cada media hora en las conversaciones de bar y cada fin de semana en nuestros brindis nocturnos, cuando toca acordarse de lo importante.

Nosotros, que somos de Torres, empezamos a ser de Torres en diferentes momentos. Algunos nos hicimos de Torres cuando vimos un chaval con pecas y el pelo a tazón que, banderín en mano, cumplía en partidos de fútbol 7 con los rituales de los capitanes de brazalete verde sobre camiseta de algodón de nuestra infancia. Otros se hicieron de Torres al verle liderar la selección sub-16 en aquel Europeo de 2001, marcando en la final y siendo el mejor jugador del torneo; otros, al verle liderar la selección sub-19 en aquel Europeo de 2002, marcando en la final y siendo el mejor jugador del torneo; otros, más tardíos, se hicieron de Torres al verle marcar el gol de la final de la Eurocopa de 2008, aquél gol picando el balón sobre el portero a pase de Xavi que todos hemos visto mil veces y podemos ver otras cien mil, aquél remate fino dejando atrás a su marcador en un derroche de potencia y clase que, aún cerrando los ojos, podemos describir a la perfección. Algunos se hicieron de Torres en aquel partido al que llegaba cuestionado, como no, y en el que terminó siendo el mejor jugador de la final, dando a España con su gol su primer título importante. Nosotros, que somos de Torres, sentimos especialmente nuestro ese título que marcaba el triunfo de un estilo y de un grupo, de un equipo cuestionado por enfrentamientos cainitas, el triunfo de un entrenador cercano, Luis Aragonés, al que la prensa había linchado durante meses por no cumplir con las expectativas oficialistas y apostar por ser él mismo, sin plegarse a lo que hubiera sido más fácil. Ese mismo año, el de la Eurocopa, hace sólo tres años y pico, Torres había destrozado todos los registros de un debutante en la historia del Liverpool y de la Premier, había recogido premios y marcado goles, había desembarcado en una ciudad sabia en fútbol con el aura de un mesías y había conseguido que nosotros, los de Torres, fuéramos aún más numerosos y aún más orgullosos. Eso sí, no nos hicimos de Torres por ninguna de las cosas descritas en este párrafo, por ninguna de ellas, no.

Nosotros, que somos de Torres, no nos hicimos de Torres por ser un jugador de fútbol extraordinario ni una estrella mundial. Lo que nos hizo hacernos de Torres no fueron sus goles en remates acrobáticos de esos que cuando los mete otro son históricos y sale repetidos en los telediarios pero cuando los mete Torres no, ni su facilidad por clavar en el suelo centrales experimentados con regates imprevisibles, no, no fue eso lo que nos hizo ser de Torres. No nos hicimos de Torres por sus diagonales y galopadas, por sus remates de exterior como aquél de Mallorca, por la espuela ante el Alavés o el puñado de goles increíbles ante el Barça. No nos hicimos de Torres por el gol ante el Betis a pase de Jorge Larena, ni por el gol a Bélgica a pase de Reyes, que tiene guasa la cosa. No nos hicimos de Torres por su clase, su zancada o su enorme repertorio de remates, ni por su decisión a la hora de fajarse con defensas corpulentos sin miedo ni complejos. No nos hicimos de Torres porque fuera mejor goleador español de Primera División dos años seguidos a pesar de jugar en un equipo con jugadores muy por debajo de su calidad y méritos, no. Todo eso son razones suficientes para ser de Torres, sí, pero entonces quizás haya unos pocos jugadores enormes de los que también podríamos ser si fuera sólo por eso. Pero no, no, no fue eso lo que nos hizo hacernos de Torres a nosotros, nosotros, que somos de Torres.

Nosotros, que somos de Torres, tampoco nos hicimos de Torres por llevar la contraria, aunque, no vamos a negarlo, eso ayuda. Ayudó para hacernos de Torres el ver que, desde el principio de su carrera, se le comparaba con jugadores inferiores con camisetas más populares, se subrayaban sus defectos, se magnificaban sus fallos. No nos hicimos de Torres por la rabia que nos daba ver que cada racha de cinco partidos sin marcar se convirtiera en noticia generadora de comentarios jocosos mientras que otros jugadores, depositarios de una fracción mínima de talento de Torres, fueran ensalzados tras meter dos goles a un Segunda B rematando cómodos un balón en el área pequeña. Ayudaron para hacernos de Torres, no lo vamos a negar, las críticas constantes, los deseos de muchos de verle fracasar, la comparación con jugadores de su misma edad y currículum pigmeo tras cinco buenos partidos de estos y una mala racha de Torres. Ayudó el ver cómo se cuestionaba constantemente a un jugador que en otro país sería ídolo nacional, ayudó el ver cómo los medios deseaban una pronta recuperación a compañeros de demarcación en la selección mientras que afirmaban sin reparo que Torres, con una lesión incómoda y sólo veinticinco años, probablemente no volvería a ser el mismo, probablemente tendría que renunciar a su juego de siempre. Ayudan para ser más de Torres las críticas a ciegas, las reflexiones sobre momentos de forma que vienen de gente que obviamente no ve los partidos de Torres, esas afirmaciones audaces de ignorantes y forofos que destilan un odio que únicamente puede tener un origen. Todo eso ayuda a ser de Torres, sí, ayuda, pero no es por eso por lo que somos de Torres, tampoco es por eso, no.

Nosotros, que somos de Torres, vimos con rabia y con pena pero también con comprensión cómo Torres se iba al Liverpool. Nosotros, que somos de Torres, nos quedamos sin faro ni guía y con un poco de angustia, tanto por nosotros, que somos de Torres, como por el propio Torres. Torres se fue a Liverpool por una millonada, con todos los focos sobre él, de la mano de un entrenador que fiaba a Torres todo el crédito de un equipo con un historial impresionante. Cuando Torres fue a Liverpool nosotros, que somos de Torres, entramos en los foros de los aficionados de su nuevo club y contestamos a las dudas, a las suposiciones, a los prejuicios. Entramos, eso sí, sin miedo porque nosotros, que somos de Torres, teníamos ya entonces una fe ilimitada en sus posibilidades y en su talento, pero sobre todo en su compromiso y capacidad de trabajar para el equipo. Va una estrella, sí, dijimos, pero sobre todo va uno más del equipo, el que más corre, el que más busca, el que aprieta más los dientes cuando el resto de compañeros bajan los brazos. Torres, que hizo lo que todos sabíamos que iba a hacer, se convirtió en el ídolo de un estadio experto en pocos meses, rompió récords, trajo el orgullo y la esperanza. Tardó poco en hacerse uno más, en dar su primera rueda de prensa en inglés, en identificarse plenamente con una de las gradas con más historia del fútbol. Nosotros, que somos de Torres, fuimos a Liverpool y nos quedamos asombrados de la devoción que despertaba, aunque luego vimos que sólo se le juzgaba con justicia, justo lo que no se hizo aquí. Gracias a Torres los aficionados del Liverpool, a los que siempre estaremos agradecidos, nos recibieron con los brazos abiertos y la complicidad del que sabe, como uno, que tiene la suerte de ver cada domingo a un fenómeno que juega al fútbol como un ángel y lo vive como un aficionado. Nosotros, que somos de Torres, disfrutamos esa época aunque Torres no jugara en nuestro equipo y siempre tendremos un recuerdo especial para la gente del Liverpool, los que tan bien nos trataron por ser ellos también, como nosotros, de Torres. Pero, eso sí, no es por sus números en Liverpool ni por su salto a la condición de estrella de la Premier por lo que somos de Torres, no, nosotros no.

Nosotros, que somos de Torres, vimos con cierto asombro y también con cierto extraño alivio cómo Torres se iba del Liverpool. El equipo perdía elementos importantes y no parecía levantar cabeza, el tiempo pasaba y el futuro perdía color rojo. Por culpa del fútbol moderno y los inversores extranjeros, por culpa de los proyectos a medio y largo plazo, por culpa de los insuficientes proyectos a corto plazo, Torres decidió irse del Liverpool para buscar un club que ofreciera estabilidad en la parte alta de la clasificación y en la Liga de Campeones, una competición que alguien como Torres no puede ver por la tele. Nosotros, que somos de Torres, lo sentimos por sus seguidores en Liverpool, tan fieles a Torres y tan amables con nosotros, que somos de Torres, porque entendimos que a Torres no le quedaban muchas opciones. Lo sentimos por ellos pero comprendimos lo que empujaba a Torres a cambiar de aires, cruzamos los dedos pidiendo que hubiera acertado, que el equipo fuera lo que necesitaba; que los compañeros le recibieran como uno más y no como la estrella que venía a hacerles sombra, que le dieran balones y no se jugaran todo ellos por no engordar la leyenda del que venía con vitola de estrella mundial. Las cosas, por ahora, no han ido todo lo bien que nos habría gustado. Torres llegó a un equipo en cambio, con un estilo de juego que le va poco, en el que los espacios no abundan y las ocasiones escasean. Torres se encontró en un equipo que transmitía la sensación de estar formado por clanes, con figuras asentadas que deciden lo que ocurre, que no quieren competencia en las alineaciones titulares ni en las fotos de la tienda oficial.

Nosotros, que somos de Torres, hemos visto que Torres lo ha pasado mal en el Chelsea, mientras era mirado con lupa por todo el mundo dado el precio del traspaso; Torres ha marcado pocos goles, se le ha visto incómodo en el campo, poco integrado en un sistema de juego que no es el ideal para sus extraordinarias condiciones. Aún así, Torres ha ido cambiando, se ha ido adaptando. Tras una buena racha de cuatro goles en seis partidos, Torres fue al banquillo en una decisión que no se entiende si no es por la presión que algunos jugadores ejercen sobre el entrenador. Últimamente nosotros, que somos de Torres y hemos visto casi todos los partidos que ha jugado en su carrera, vemos bien a Torres, jugando más de centrocampista de delantero, más de pasador que rematador, más de portor que de trapecista estrella, como ya le pasara en algún momento del pasado. Aún así, Torres no está marcando todo lo que debería, no tiene muchas ocasiones y, en las que le llegan, tampoco tiene ese punto de suerte que lleva al balón un poco más abajo del larguero, un poco más a la izquierda de un poste. Y mientras nosotros, que somos de Torres, vemos las críticas que vienen de gente que no ve ni un partido, que confunde fútbol con goles, que concibe este como una colección de resúmenes de domingo por la noche y no como una sucesión de partidos completos, vemos cómo estos hacen risitas y chascarrillos y pretenden hacer sangre comparando a Torres con jugadores de equipos que juegan con menos presión y más ocasiones, con situaciones incomparables. Pero eso ya sabemos que está ahí porque siempre lo ha estado, lo sabemos bien desde hace tiempo, lo sabemos nosotros, que somos de Torres, y no es la responsabilidad de defender a Torres de las críticas lo que nos hace ser de Torres, tampoco es eso.

Porque a nosotros, que somos de Torres, lo que nos hizo ser de Torres fueron cosas más sencillas y en los días que corren, mucho menos habituales que un gol por la escuadra o un anuncio en Thailandia. Lo que nos hizo ser de Torres fueron carreras para presionar a un rival mientras el resto del equipo se desentendía de la responsabilidad, fue la sensación de que en el campo había uno de los nuestros, tan del Atleti como nosotros, tan de los nuestros como los nuestros. Nos hicimos más de Torres cuando le vimos tan destrozado como nosotros tras un cero seis que no dibujó ni una cara de disgusto en la mayoría de jugadores que por aquél entonces faltaban al respeto a las rayas rojiblancas, porque era el único jugador que hacía a los niños que iban al estadio estar orgullosos de la camiseta maltratada por el club, la camiseta que todos pedimos a los Reyes Magos en cuanto tuvimos la ocasión. Nos hizo hacernos de Torres ver cómo dejaba claro una y otra vez que su sitio estaba entre nosotros aunque no jugase aquí, que Torres, como nosotros, era del Atleti por delante de cualquier otra cosa, que nunca se iría al equipo al que ninguno de nosotros se iría nunca a pesar de que esa frase le iba a pesar como una losa a ojos de la prensa y de la afición más forofa e irracional. Nos hicimos muy de Torres cada vez que le escuchamos hablar, siempre respetuoso con rivales y compañeros, siempre humilde a pesar de ser una estrella, sin reclamar atención ni dar escándalos ni decir “me lo merezco” cada vez que le hacía un gol a un equipo modesto. Nos hicimos de Torres cuando dijo que el día más importante de su carrera deportiva fue aquél en que escuchó al Calderón corear su nombre tras fallar un penalti. Nos hicimos más de Torres cuando celebró esa Eurocopa y ese Mundial que casi le cuesta una pierna con una bandera del Atleti, sacando medio cuerpo del autobús para hacerse una foto en Neptuno con la Copa del Mundo entre cientos de camisetas del Atleti porque aquel día fuimos ahí a verle muchos de nosotros, que somos de Torres.

Nosotros, que somos de Torres lo somos por todas estas cosas, que son muchas y distintas pero poco repetibles y altamente inusuales entre los futbolistas modernos. Nosotros, que somos de Torres, somos muchos y somos desde bluesmen aficionados al boxeo a jefes de prensa que esperan niña torrista, desde editores de gran futuro y gran pasado con bigote rubio y olivar podado a oscenses de camisa azul y corazón rojiblanco, brillantes abogados de gafa de pasta y reloj suizo, zaragozanos exiliados en Madrid, madrileños exiliados en busca de tierras verdes con sidra y gallettes, expertos en estadística y ases de la hemeroteca, italianos de Rosario Central, miopes con rebeca, ilicitanos aficionados a las Lambrettas, concejales de cultura, asturianos con porte de ala-pivot, marineros de tierra jerezana, manchegas dispuestas a retar a bolsazos al que ose hacer un chistecito de esos que últimamente se hacen por Internet, flankers con residencia en El Escorial, informáticos escépticos, bloggeros constantes, bloggeras inconstantes, periodistas de grandes y pequeños medios, equilibristas de las ondas, eremitas de Zizurkil y agentes secretos. De Torres somos también quinceañeras enamoradas, mamás que querrían un yerno así, porteros de finca urbana y de discoteca de polígono, vividores, ascetas, monjes benedictinos, filósofos positivistas, intelectuales de gafa gruesa y biblioteca extensa, vendedores de sofás, cocineros vascos, cicloturistas aficionados a la polifonía, ladrones de obras de arte, distinguidos portugueses, zurdos con canas, entomólogos, asesinos del área, investigadores del virus del cólera y gaiteros escoceses; todos esos, todos, somos nosotros, que somos de Torres.

Y nosotros, que somos de Torres, somos de Torres porque debemos mucho a Torres. A Torres le debemos el no habernos fallado nunca, el haber presumido siempre de lo que es él, que es lo mismo que somos nosotros pero con menos regate y zancada. Le debemos el haber salvado una generación de atléticos sin referentes y de habernos dado motivos para el orgullo en tiempos de sequía deportiva y vergüenza institucional. Le debemos las carreras desesperadas que sólo nacían del escudo, el no dudar ante la responsabilidad de echarse a la espalda el inmenso peso de un club histórico en sus horas más bajas. Le debemos los partidos en que corrió por tres y jugó por ocho, los puntos conseguidos gracias a él y sólo a él, los brincos desde el asiento por un remate lejano o un regate en carrera. Le debemos el buen recibimiento en Liverpool, el tener tema de conversación con todos los taxistas de Buenos Aires y la sonrisa cuando vemos su camiseta en cualquier lugar del mundo. Le debemos el orgullo especial de la Eurocopa y la sonrisa y las llamadas y los mensajes entre nosotros cuando volvió a aparecer el escudo en ese autobús descapotado en 2010. Todo eso le debemos a Torres nosotros, que somos de Torres.

Y por eso nosotros, que somos de Torres y que por conocer a Torres esperamos que también triunfe en el Chelsea y en la próxima Eurocopa, tenemos clara una cosa: que nos da exactamente igual que se critique a Torres, que nos da exactamente igual que se digan idioteces sobre Torres, que nos da exactamente igual que se hable de los partidos de Torres sin verlos, que se hable de los números de Torres cuando son malos y se oculten los buenos, que se compare a Torres con medianías. Que nos da igual todo eso porque tenemos claro quién es Torres y lo que Torres significa, y que, de hecho, aún sabiendo que no será así, nos daría exactamente igual si Torres no volviera a meter un gol nunca porque, con lo que ha hecho ya, nos sobra para saber que es un jugador histórico que en cualquier otro sitio sería respetado y venerado. Porque nosotros, que somos de Torres, no necesitamos más motivos para ser de Torres ni necesitamos que demuestre nada más, que estamos orgullosos de Torres y de ser de Torres y que, por encima de todo, nosotros, que somos de Torres, lo que estamos hacia Torres es, sobre todo, eternamente

Memoria selectiva


No mintamos. Los seguidores de Fernando Torres lo estamos pasando “jodidamente” mal en los últimos meses. Nos aferramos a un cambio de suerte. Y si, digo suerte. Porque por desgracia es lo que le falta a Fernando, suerte. Hago oídos sordos a todo aquel que dice que está bajo de forma y cuando decidido escuchar a esas voces tan numerosas últimamente me sale del alma preguntarles ¿Acaso ves los partidos del Chelsea? No hace falta que os diga la respuesta. No. Y tampoco hace falta que os explique a vosotros que es el máximo asistente del Chelsea. Porque valoramos a los delanteros por sus goles, lógicamente, y Torres esta suspenso. Pero valoremos todo lo demás. Sé que no soy la única que se desespera viendo al Chelsea. ¿Qué hace AVB? ¿Qué hace Drogba? ¿Sturridge está ciego que no ha visto a Fernando desmarcado? ¿Torres por qué no tiras tú en vez hacer la asistencia? Si luego ellos no te buscan… Os suenan todas esas preguntas, claro. Pero aun así, confiamos en un pase de Mata, en que Villas-Boas cambie sus planteamientos… nos aferramos a ese cambio de suerte. Nos aferramos a que Fernando confié en él como nosotros hacemos tan incondicionalmente.

Pero los Torristas como los atléticos somos sufridores. Dejando al margen a los locos, los atléticos Torristas que nos gusta sufrir el doble. El último mazazo que nos hemos llevado fue el viernes 24 de febrero, con la dichosa lista de Del Bosque. Ya muchos dudabais de su convocatoria. Y ahí estaba. Es imposible negarlo. El vacio que sentimos todos cuando el nombre de Fernando Torres no apareció en aquella lista. Y seguidamente del vacío, la fuerza interior de la que hicimos todos acopio, sabíamos de antemano los palos que nos iban a caer y a los que tendríamos que hacer frente. Somos unos auténticos luchadores.

Y llego el España – Venezuela. Salió Llorente titular. Y luego salió Soldado… Roberto Soldado. Ese chaval de 26 años que llevaba un “9” a la espalda. Como dolió eso. Como sentimos que algo nos arañaba las entrañas, ese dorsal no le pertenece pensamos muchos. La lógica nos dice que él es el convocado, que puede llevarlo, que Torres no está, pero el sentimiento, eso es otra cosa. Y voy a ser franca, quería que España ganase pero desee que Soldado no viese portería, pero marco tres goles. Enhorabuena Roberto, es indudable que lo hiciste bien. Lo hizo bien contra una Venezuela con 10 en el campo. A pase de dos grandes jugadores. Y de lo que todos nos olvidamos. Un penalty fallado. Pobre Fernando si hubiese sido él.

Las redacciones de los grandes periódicos de España se estaban frotando las manos, era el momento de derribar por completo a Torres. ¡Ay querido AS y querido Marca! cuando ganamos la Eurocopa y el Mundial, como le queríais. Sois blanco o negro, y para que haya negro tenéis que eliminar por completo el blanco. Así funcionáis, para hablar bien de Soldado tenéis que destruir a Fernando Torres. Que injustos e hipócritas sois. Me avergüenzo de vosotros. Pero Soldado, ¡ándate con ojo! Que mañana puedes ser tú…

Aun así, amigos hipócriticas, quiero recordaos todo eso de lo que parece que os habéis olvidado. Y sé que si doy datos lo mismo os va a dar, vamos a comparar, tanto que os gusta:

Roberto Soldado Real Madrid, Osasuna, Real Madrid, Getafe y Valencia.

Fernando Torres, Atlético de Madrid, Liverpool y Chelsea. Así de inicio… las responsabilidades, la presión, la categoría no es la misma. Pero seguimos.

Roberto Soldado lleva un total de 132 goles en Liga, 10 goles en Copa, 13 goles en Europa. Total de la cuenta: 318 partidos jugados, 157 goles.

Fernando Torres lleva por su parte 150 goles en Liga, 8 goles en Copa, 3 goles en Copa inglesa, 16 goles en Europa. 429 partidos disputados y 177 goles marcados.

Roberto Soldado gano el campeonato de Liga con el Real Madrid en 2008 y como distinciones individuales consiguió el Trofeo Zarra de Segunda División en 2006 e Internacional con la absoluta de España en 2007 y 2012.

Fernando Torres, campeonato de Segunda División con el Atleti en 2002, europeo sub-16 en 2001, europeo sub-19 2002, Eurocopa 2008, Mundial 2010. Individualmente máximo goleador y mejor jugador europeo sub-16 en 2001, máximo goleador y mejor jugador europeo sub-19 en 2002, mejor jugador debutante en Premier League en 2008, mejor jugador de la Final del campeonato europeo de la UEFA en 2008, mejor jugador del año "Northwest Awards" Premier League en 2008, Balón de Bronce en 2008, tercer lugar del jugador Mundial de la FIFA en 2008, Bota de Plata Copa FIFA Confederaciones en 2009… ¿Sigo? Incluido en el equipo ideal del FIFA/FIFpro en 2009.

Los Torristas no nos refugiamos en el gol de la Eurocopa, os lo recordamos. Si Torres no hubiese jugado la final del Mundial quizás no tuviésemos Mundial, ¿o también os tenemos que recordar cómo fue la jugada del gol de Iniesta? A eso súmale que jugó lesionado, que por jugar lesionado se agravo su lesión… que Fernando Torres lo ha dado todo por España, y desde España sólo está recibiendo un linchamiento continuo.

Querida prensa española… Es imposible derribar a un jugador como Fernando Torres. Los datos lo demuestran. Él lo demuestra. Y cuando marque… todos os arrepentiréis y negareis haberle criticado. Porque sois así.

La Selección está por encima de cualquier jugador y a pesar de todo esto, no es una crítica a Roberto Soldado. Si merece ir a la Eurocopa, lo merece y por el bien de España que le salgan las cosas muy bien. Pero no olvidéis quien es Fernando José Torres Sanz.

Y a vosotros los que sois de Torres, a vosotros incondicionales y autocríticos. No desistáis. A todos aquellos que se les revolvió algo en el estomago al leer el artículo “El Rojo y el Blanco”, ser fuertes, porque ahora, tenemos que luchar. Porque nuestra voz es importante, tiene que sonar más alta que el resto, desde Londres debe saber que somos muchos. Y vosotros sabéis que de Fernando siempre obtenemos recompensa. Como rojiblanca yo la obtuve con un gol al Real Madrid en el Calderón que tanto se le resistía, como española aquel 29 de Junio de 2008.

Eurocopa 2012.
Torres cojo, ciego, sordo y con un inicio de malaria es mejor que Soldado y que Negredo juntos, se levanten como se levanten, como por otra parte han demostrado cuando han jugado contra cualquier equipo de un nivel siquiera medio, el mismo Chelsea de Torres sin ir más lejos. Hay futbolistas que se tienen que ganar el pan día a día, gente digna de la mayor admiración que cosecha sus diez internacionalidades con el mayor de los sudores, milímetro a milímetro. Y luego están los superclases, los Xavi, Iniesta o Torres, gente llamada a tumbar monstruos imaginarios que perduran durante generaciones. A esos hay que mimarles, darles confiranza y esperarles, estén sin marcar un gol diez partidos o diez meses, y cuanto peor les vaya más ánimo habrá que darles, y si hay que luchar contra los cancerígenos Relaños que lastran este país, tanto más. Si Luis Aragonés hubiese aplicado la doctrina Torres al mismo Iniesta ahora estaríamos aquí todavía hablando de la maldición de cuartos. Esto es como si convocan a De Marcos en lugar de Xavi porque éste lleva un mes tocado, "para que no se aburguese".

Cuando en España dentro de diez años se hable de aquellos dos años maravillosos en los que se ganó una Eurocopa y un Mundial, al verse las imágenes de los goles se verá que sólo hay un futbolista que coincide en ambas jugadas. No serán Soldado, Negredo, Arbeloa ni ninguno de esos mediocres componentes de la "Quinta del Marqués"



La política debe ser la misma para todos los jugadores. Si el que está mal no va, de acuerdo. Ya sea Torres, o Puyol, o Piqué, o Arbeloa. Y si entran los que están en mejor forma, también para todos los puestos. La excepcionalidad de la norma, creada ad hoc para el puesto de delantero, y porque Torres es el titular, me parece una vergüenza. No tiene nada que ver con el rendimiento de Torres, que ha sido puesto en duda SIEMPRE. Cuando se hinchaba a meter goles con el Liverpool se le criticaba porque en la selección metía pocos. Es el jugador más sustituido (no tengo el dato, pero que alguien me corrija si no es así) de los teóricos titulares. Y el marqués de los huevos se empeña en señalarlo cada vez que tiene ocasión, como si le tuviera un especial miramiento, sacándolo del grupo. Este seleccionador es un imbécil vendido a lo que diga la basura deportiva. Ni psicología, ni saber hacer: un patán subido a hombros de gigantes.


Torres tiene un nombre en esto del Fútbol, aun estando lamentable (discutible, para mi no esta tan mal). Crea tanto pánico en las defensas que siempre van a estar muy pendiente de él y eso beneficia a la selección con los jugones que están. Los defensas ven a Soldado o Negredo y se descojonan vivos pero ven a Torres y los rostron cambian, eso va a ser asi siempre esté Torres como esté de forma.

martes, 14 de febrero de 2012

San Valentín

San Valentín. Una fecha esperada por unos y odiada por otros. Una fecha que ha visto los besos más bonitos de la historia y las lágrimas que a nadie le gusta saborear. Una fecha de bombones, ramos de rosas, cartas anónimas y peluches que no llegarán a tener nombre. Una fecha de cenas románticas y helado de chocolate en el salón de tu casa. Y no se, puede que este equivocada o que el problema sea que este totalmente sola, pero yo soy de las que piensan que San Valentín es un simple engaño para dejarse el dinero en regalos que no significan nada. Pienso que si de verdad quieres a una persona, tienes que demostrárselo todos los días y que tienes que saber demostrárselo sin necesidad de dar un unos bombones o un ramo de flores. Pero la verdad es que es bonito ver a parejas por la calle besándose o simplemente perdiéndose en los ojos de la otra persona. Es bonito, es muy bonito. ¿A quién no le gustaría? Y aunque no sea más que un día como los demás para mi, ojalá el año que viene tenga a alguien con quien compartir una bolsa de pipas en San Valentín.
+Jajajaja, si, claro, me conoces más que a mi misma...
-Acaso ¿lo dudas? enana
+Venga va dí... y no me llames así ¬¬
-Vale, estas enamorada de mi
+Pero ¿que gilipolleces dices?
-No, intentes esconderlo ahora, veo como me miras, sé que todas tus entradas son para mi, como me sonríes, con esa sonrisa tuya tan bonita, y cuando te pierdes en mis abrazos, o te sonrojas, si me acerco mucho a tu cara..
+¡ Déjalo ya!
-¿Ves enana?,¿Ves como si te conozco?...pero ¿sabes que es lo peor de conocerte?
+¡¿Que?!
-Que estoy enamorado de ti..
¿No me ves? Aquí estoy, con mi sonrisa de oreja a oreja. Tal y como era antes. Sin ninguna lágrima que se haya caído por estas sonrojadas mejillas. Soy feliz, ¿no creías que lo sería? Pues sí; la diferencia es que ahora es sin tí. Porque no voy a sufrir y mucho menos por ti, no merece la pena sinceramente. ¿Sabes algo? Pensé que eras diferente, no como los demás que no le dan importancia a las pequeñas cosas, en esos detalles, que eras el que estaría conmigo siempre. Pero veo que ya no es así. Ya me he dado cuenta de cómo eres. Todos sois iguales; ilusionáis y enamoráis sin pensar en los sentimientos de la otra persona, ¿tanto igual te da que esa persona lo pase mal por tu culpa después de compartir con ella bonitos momentos?

sábado, 11 de febrero de 2012

Lo conoces de vista, y él te conoce a ti, os conóceis, os llevaís genial, hay un feeling, que sentís, al juntaros la pandilla toda junta, todo empieza un día,en el que os quedáis hablando toda la tarde por el tuenti, ella, se da cuenta, que lo ve más que un amigo, pero no le dice nada,por miedo al rechazo,mientras que él, ya lo pensaba de antes, que está buena, y que surgiera algo, no le importaría, van pasando los días, y las miradas aparecen, su primer foto aparece un día de las fiestas,la ponéis de principal, durante 1 semana, todos los del grupo sospechan de que puede haber algo,y ella se lo cuenta a algunas de sus amigas,le responden que se lanzé,que hay va a pasar algo, en cambio, el chico la ve como una más, sin más, ella se calla, sigue con su secreto, van apareciendo otras chicas,y el la van dejando en su recámara, olvidándose de ella, mientras ella sufre, pasa mucho tiempo las cosas siguen igual, el pasa, y ella sufre, pero aprende a vivir con eso,esperando, que un día salga de su cabeza lo más rápido de lo posible, mientras el no se da cuenta de nada, y no sabe que como no se de cuenta,la va a perder.
Ese momento en el que todo a tu alrededor está de mas... sí, seguro que conoces esa sensación.. el tacto frío de su mano en tu cintura, el pequeño salto que das al sentir su aliento chocando contra tu nuca, el pum-pum de su corazón cuando te abraza fuerte desde atrás... también estoy segura de que conoces el valor necesario para poner tu mano sobre la suya, como diciéndole "eh, todo va bien", y que también al sentir su respiración has tenido el impulso de darte la vuelta y hacer que vuestras respiraciones se acoplen, y que al sentir como te abraza desde atrás, tú has cogido sus manos con fuerza y te has juntado a él todo lo posible... ¿y todo esto por qué?... - pues déjame decirte que todo eso lo haces para asegurarte de que eso es real, de que no es un mal juego de tu subconsciente... para asegurarte de que él seguirá allí cuando te despiertes.

martes, 24 de enero de 2012

24 ♥

Me levanto por la mañana, abro los ojos y mi primer pensamiento es él, su sonrisa, lo primero que me llega a la cabeza son todos esos buenos momentos que hemos pasado juntos.
Con forme va pasando el día, sigo sin poder quitarmelo de la cabeza, sigo pensando en todos sus te quiero, en todos sus besos y abrazos.
Con esto me doy cuenta de que le echo de menos, de que le necesito en mi vida, y de que nadie me ha echo sentir lo que he sentido por él.

domingo, 15 de enero de 2012

¿Sabes que? Que desde que llegaste a mi vida, no puedo estar en paz, continuamente tengo que pensar en ti, quiera o no quiera, tengo que observar cada uno de tus movimientos a lo largo del dia, cada mirada que me hace sonreir a lo largo de la semana. Desearia poder cumplir contigo todos, pero absolutamente todos los sueños que he querido hacer realidad, y para mí tu eres el correspondido. Desearia poder estar bajo la lluvia y que entre abrazos me digas que me quieres. Desearia poder llevarte a un campo desierto en el que solo existieramos nosotros y poder mirar las estrellas a tu lado. Desearia despertarme cada mañana a tu lado con un "buenos dias, princesa".
Desearia tener nuestro pequeño idioma de amor en el que solo nos entendieramos los dos. Desearia que las cosas fueran para siempre, pero vivo en un cuento de hadas donde tu eres el principe que necesito, para completar la palabra "nosotros".
Te quiero, ¿lo entiendes? Te quiero, te quiero, te quiero, te quiero. Podría repetirlo hasta que mis labios se sequen y las palabras dejen de tener sentido. Podría escribírtelo en francés o en chino, al revés, con letras rojas o con tinta invisible. Podría tatuármelo en la frente, para que lo vieras cada vez que me miraras. Podría hacer que un avión lo escribiese en el cielo, como en las películas, o que apareciese en el marcador, en el medio de un partido. Pero no me gustan los aviones ni los partidos, ni se hablar chino ni francés, me dan miedo las agujas y nunca supe encontrar tinta invisible. Solo me queda decírtelo.
Me siento como una imbécil. Hablo contigo, me preguntas "¿qué tal?". ¿Qué tal? ¡Enamorada de ti! Pensando en como seria un tú y yo, pero en vez de eso te respondo un absurdo "bien", que es la cosa que mas se aleja de como me siento, si pudiera adentrarme en tu compleja mente, sabría como actuar. Pero, es que no me atrevo a decirte nada, y resulta verdad que a veces el silencio es la respuesta más inteligente.. Siento como me hago pequeñita y voy desapareciendo, para ti soy invisible.. Yo soy feliz cuando te veo, porque si, eso es todo, nadie dijo que el amor tuviera sentido, ¿no? Y de pronto me doy cuenta de que no soy mas que una niña jugando a ser mayor, a soñar con lo que no puede tener, y a creer en lo imposible, me doy cuenta de que mi vida se esta yendo por un agujero, pero lo peor de todo es que me da igual, que si se que no puedo tenerte, no me hace falta nada, que lo único que me hace estar feliz, ser yo misma, es estar cerca tuyo, y me encantaría saber cual sería tu cara si lo supieras.. Si es la hora de ser sinceros te confieso.. Que ya no se que hacer , ni con que distraerme, con que perder el tiempo, no se como lo haces pero te veo por todas partes, pienso en ti a todas horas, eres una maldita obsesión, en fin.. que mas da..seguro que tienes a miles de chicas a las que les encantaría estar contigo, y creo que yo no voy a ser la elegida, que sobro en esta historia, que no tengo nada para impresionarte, ni por fuera ni por dentro. Esta claro que ..mi príncipe no iba a regresar para despertarme de mi letargo mágico con un beso, al fin y al cabo tampoco soy una princesa...

sábado, 14 de enero de 2012

Pues sí, lo conseguiste. Lograste lo que ningún otro a logrado. Has hecho que me enamore, que me enamore perdidamente de tí. Y todo ha sido gracias a tu forma de mirarme, a que sabes escucharme incluso cuando me pongo pesada. Gracias a tu sonrisa, que me vuelve loca: para mí es el mas puro ejemplo de la sonrisa perfecta. Gracias a como me haces reir, a como me rodeas con tus brazos por completo como si no quisieras que me escapara, a tu manera de caminar dando pequeños saltitos. A que bailas conmigo y te picas por quien lleva mejor el ritmo, a que eres mi amigo antes que nada y me conoces mejor que nadie, que te sabes de memoria mi canción favorita a pesar de que no te gusta y has visto Titanic, Grease, PD: Te quiero, Mouling Rouge, Romeo y Julieta...y muchas películas románticas más conmigo más de cinco veces cada una solo porque te gusta la manera en la que se me iluminan los ojos al verlas. ¡Y lo que me haces reir cuando comparas nuestra historia con las de ellos! Has conseguido que me enamore de ti gracias a que no me haces grandes regalos en Navidad, el día de mi cumpleaños o en San Valentín, si no que guardas los grandes paquetes para un día cualquiera y así sorprenderme y que te quiera aún más. Gracias a que no me invitas a cada copa que me tomo, que sabes distinguir cuando es tiempo para estar con los amigos y cuando para estar conmigo, que me dices lo que te molesta de mí sin miedo a que me pueda enfadar, que me has enseñado lugares que no había visto nunca en mi propio barrio, que contigo han sido casi todas mis primeras veces en cualquier cosa...
Lo dicho, que has logrado lo que NADIE. Y es que te quiero más que a nada en este mundo, incluso más que a mi misma

miércoles, 11 de enero de 2012

Ve a tu habitación y cierra la puerta. Apaga el móvil, el ordenador y desconecta el teléfono fijo. Lleves lo que lleves quítatelo, ponte el pijama y échate en la cama. Llevas tiempo evitándolo, pero ha llegado el momento de hablar y reflexionar contigo mismo. Ahora es cuando te quedas en silencio, todavía no es momento de pensar en nada ni en nadie. Deja la mente en blanco hasta que consigas escuchar a tu corazón. ¿Lo oyes? Pum pum, pum pum. Está tranquilo, relajado, no tiene presiones ni miedos, sabe que vas a hablar con él y que por fin lo vas a escuchar. Pum pum, pum pum. Llevaba tiempo llamándote a gritos, pero no le habías prestado la menor atención hasta ahora. Este es el momento en el que debes solucionar tus mayores dudas, tus preguntas y tus porqués. ¿Continúas escuchándolo? Pum pum, pum pum. Si no sabes cómo empezar yo te ayudo, en primer lugar observa el techo. Sí, exacto, es una tontería. Contémplalo. Ahora es cuando debe de aparecerse la cara sonriente de ell. Ell, tu chico. Al que estás deseando llamar, ver, besar, cuidar, abrazar y todos los infinitivos que se te vengan a la mente cuando recuerdas sus ojos, su sonrisa y su dulce, suave y diminuta boca. Acuérdate, en este momento solo lo escuchas a él; pum pum, pum pum. Cierra los ojos de golpe. Acuérdate de los momentos vividos con el. Todos y cada uno de ellos, los abrazos, paseos, besos, caricias, juegos, risas, lágrimas… Un momento, ¿Estás sonriendo? Eso que veo en la comisura de tus labios… ¿es una sonrisa? Pum pum, pum pum. Además tu corazón… ¿Se acelera? Amiga mía… Malas noticias… Creo que estás enamorado. No sé qué te habrá hecho esa muchacho para que necesites darles tantas vueltas al asunto, pero… Te lo aconsejo: no le pierdas. El es el eje de tu vida.
Pum pum, pum pum.
Antes de ser infiel piensa que estas cambiando tardes y noches enteras por, como mucho, dos horas... Que estas eligiendo los besos de alguien que te tiene ganas en vez de los de la persona que te ama... Que estas prefiriendo a una persona para la cual eres 'alguien más' en vez de la persona que quizás sea la única a la que de verdad le importes... Que estas prefiriendo a alguien que pensó que estabas 'bueno/a' en vez alguien que cree que eres la persona mas hermosa del mundo... Que estas optando por alguien que te alimenta el ego en vez de optar por alguien que te llena el corazón... Que estas apartando de tu lado a una persona que daría la vida por ti por alguien a quien apenas le interesas... Que estas traicionando la confianza de alguien que piensa y se preocupa por ti las 24hs a cambio de alguien que probablemente te olvide mañana
Él ya sabía que ella era una chica con los labios besados, que era demasiado loca y divertida para él, que se podía derrumbar de un momento a otro pero que en menos de una décima de segundo le daba ese puto venazo de felicidad que le cambiaba el día. Sabía que ella no le tenia miedo a la vida porque había aprendido a reírse de ella. Que si lloraba era porque quería, no porque la hubiesen hecho daño. Sabía que tenía miedo a las alturas porque más de una vez había estado a tres metros sobre el cielo y había acabado por estrellarse contra el suelo, sabía que sus sueños se habían roto mil veces y ella había dedicado las noches frescas de verano en unir los pedazos. Que nada ni nadie consiguió nunca borrarle esa sonrisa jodidamente perfecta de la cara. Sabía que su mundo empezaba en las nubes y acababa en las estrellas.
Sabía que era todo lo contrario a él, que ella era como las locuras de los sábados noche y él como las frías tardes de domingo, que ella ni si quiera se preocupaba de su presente y el vivía planeando su futuro y recordando su pasado, él era el sur y ella hacía mucho que había perdido el norte, y aunque lo sabía, allí estaba él, mirándola como un idiota, enamorado de ella hasta las trancas.

Vídeos

Loading...