viernes, 14 de marzo de 2014

Su sonrisa. Su sonrisa es la más bonita que he visto en kilómetros a la redonda. Es esa que veo después de cada beso, después de cada te quiero, es esa que me está enamorando poco a poco, es la que me está haciendo creer en el amor. Sí, su sonrisa es el motivo de la mía y es la única que quiero que esté a milímetros de mi boca.

20.

Sinceramente no sé que hago mal, si lo más importante para mí es él y su felicidad, si lo único que quiero es ver diariamente a cada hora, cada minuto y cada segundo del día su sonrisa. Solamente intento hacerle feliz me cueste lo que me cueste, aunque tenga que dejarme la piel en ello, hacer que se vaya feliz todos los días a la cama, y que cuando tenga un mal día no dude ni un segundo en que haré todo lo posible para mejorárselo. Lo único que hago es mirar antes por él que por mi, porque él ante todo es mi prioridad.
Enfadados o contentos le quiero. Cerca o lejos le quiero. Con los ojos abiertos o cerrados le quiero. Con frío o con calor le quiero. En la calle o en el instituto le quiero. Haciendo el idiota o estando serio le quiero. Sonriendo o poniéndose triste le quiero. Besándole, acariciándole, abrazándole o teniéndole en frente le quiero. Da igual cómo, da igual la forma, da igual el lugar y todo lo que tengamos alrededor, porque cuando él está en frente de mí no existe nada más, somos él y yo sin terceras personas, evadidos del resto del mundo.

Vídeos

Loading...