jueves, 17 de mayo de 2012

Oye, deja de ser tan estúpidamente perfecto, ¿no? No soporto la idea de saber que no estás a mi lado, la idea de sentirte tan cerca y a la vez tan lejos. Tampoco ver nuestras fotos, recordar momentos y preguntar, ¿qué nos pasó? No soporto la idea de rozar nuestras manos al pasar, y que no lleguen a juntarse. No soporto verte y no poder correr a abrazarte, a besarte. No soporto la idea de que no seas capaz de cogérme, girárme, abrazárme y decirme: "Oye, deja de ser tan estúpidamente perfecta, ¿no?" Pero te diré algo, no lo hagas por hacer, hazlo por querer, y no querer de querer hacer algo, no, de querer tenerme. La idea de verte conectado a diario y no ver ningún mísero "Hola", que sí, que ok, que yo tampoco te saludo, que tampoco te hablo, dejémoslo en orgullo. Dejémoslo en que nos queremos y no nos damos cuenta. Dejémoslo culpando al orgullo, y no a falta de amor. Dejémoslo en que no hayan terceros, besos de otras bocas, otras personas.. dejémoslo en un tú y yo en una cama, una noche fría con frío y con mil mantas encima nuestro. Dejémoslo en un recuerdo y en que nos queríamos, que era un amor raro, pero era NUESTRO amor, y eso no lo podrá cambiar ni esas, ni tú, ni yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vídeos

Loading...