sábado, 28 de mayo de 2011

Mirarle a los ojos, y sentir que tu mundo cambia de forma; que tu corazón empieza a latir el doble de rápido que de costumbre; intercambiar con él miradas cargadas de entendimiento; disfrutar el sabor de cada leve contacto. Oírle, y que un precioso escalofrío recorra tu columna vertebral de arriba abajo…Pero saber que no puedes vivir sin verle más de 2 segundos y saber que le quieres con todas tus fuerzas, que te encanta DISFRUTARLE CON LOS CINCO SENTIDOS…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vídeos

Loading...