sábado, 21 de mayo de 2011

Me caigo, me levanto, me vuelvo a caer, me vuelvo a levantar, me vuelvo a caer, me vuelvo a levantar, me vuelvo a caer y ya estoy aturdida y un poco mareada, no tengo fuerzas para volver a levantarme. Me he hecho tanto daño en esas caídas que no se si podré volver a levantarme con la misma energía. No es tan fácil levantarse. El cansancio y el dolor hace que pienses por un momento en quedarte un rato en el suelo hasta que vengan a buscarte. Pero sabes que no lo harán, por lo menos en mucho tiempo. ¿Quién curará estas heridas de aquellas caídas? El corazón no es tan fuerte como pensamos. Tal vez son castigos de errores pasados, en esta vida o en vidas pasadas, pero duelen mucho. Pero al fin, saco fuerzas de hasta debajo de las piedras y vuelvo a levantarme. Necesito no volver a caer, iré con cuidado, la próxima vez podría no volver a levantarme y quedarme allí, pensando en todo lo que ha pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vídeos

Loading...