viernes, 15 de abril de 2011

Todo mal, todo. No lo has podido hacer peor.
Ni lo que debias hacer, ni como tenias que hacerlo. Creo que no eres consciente de que estabas hablando conmigo. Con esa a la que querias, esa que era preciosa, esa que te hacia feliz, la que valia mucho, la que era genial, esa que te hacia sonreir mientras te besaba, si, era la misma persona a la que le has dicho todas esas cosas.
¿Ya no te acuerdas?¿De verdad que se te olvidan las cosas con esa velocidad?
Un beso y dos sonrisas muy muy grandes. Después, tus labios en mi frente. Miradas, abrazos. ¿De verdad se te ha olvidado? La verdad es que me cuesta creerlo...
Pero no es tu olvido lo que me duele, si no tu indiferencia. Las cosas que no me dices, las miradas que no siento continuamente sobre mi, los besos que no me vas a dar, las veces que no te voy a poder abrazar, los te quiero que no nos vamos a decir, y sobre todo, sentir que a ti te dan igual, tanto las cosas que no van a pasar como las que si han pasado, te son indiferentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vídeos

Loading...