lunes, 1 de agosto de 2011

He sido feliz, riendo hasta llorar y gritando hasta quedarme sin voz. He estado triste, llorando hasta reventar y con gritos silenciosos. He perdonado mucho, tanto que hasta he llegado a parecer tonta. He tropezado dos veces con la misma piedra y cuando aprendí la lección, me empujan contra ella por tercera vez. He dado mi amistad a quien no se la merecía y se la he negado a quien sí lo hacía. He sido egoísta, mandona y caprichosa. He dejado de decir "te quiero" por miedo y lo he dicho por cumplir. He confiado en gente que me ha destrozado y he desconfiado de quien me ayudaba tras el telón. He llorado por quien no debía y despreciado a quien me merece. Me he despertado con ganas de comerme el mundo unos días o con la sensación de que se me caía encima otros. Me he mirado al espejo y me he sentido guapa o me han dado ganas de romper el cristal. Me he enfadado por una tontería y le he quitado importancia a algo que sí la tenía. He cantado hasta no poder más. He abrazado a la persona que ahora más odio. He saboreado esos pequeños momentos que la vida te regala hasta hacerlos desaparecer lentamente. He cometido errores y he perdido oportunidades. He destrozado muchas cosas y no he conseguido arreglarlas, aunque he conseguido otras tantas. He aprendido mucho pero he aprendido el secreto de la vida. Es simple. Simplemente hay que vivirla a tu manera, ser feliz (:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vídeos

Loading...