miércoles, 7 de mayo de 2014

Han pasado ya tres meses y medio y todavía no me he acostumbrado a que me quieras. No me he acostumbrado a tener todos los días un mensaje de buenos días o de buenas noches, a que me digas un 'te quiero' en mitad de una conversación, a tus caricias, a tus mordiscos, a tus abrazos, a tus besos, y sobretodo, todavía no me he acostumbrado a ver una sonrisa como la tuya a milímetros de mi boca, una sonrisa que me transmite 20 mil millones de sentimientos. Todavía no me he acostumbrado a que me quieran de esta forma tan increíble y tan sincera, y tampoco me he acostumbrado todavía a querer a alguien como si no hubiera nada más en este mundo, a querer darlo todo por él, y a necesitarle como si fuera mi oxígeno, pero en estos tres meses y medio, he llegado a la conclusión de que él es mi oxígeno propio, él es lo que necesito para ser feliz, somos él, yo y nadie más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vídeos

Loading...